Ud. está en: Contenidos > Municipios> Zrate.> Historia del Municipio

Historia del Municipio

Fecha de Publicación: 18/11/2016

 

Almirante Brown

 

Historia del Municipio

 

La fundación del pueblo

La región en la que se encuentra el Partido de Zárate estaba poblada, en tiempos anteriores a la conquista española, por diversos grupos indígenas: los guaraníes en las islas del Delta y en las costas; los pampas en las llanuras bonaerenses y grupos guaycurúes, especialmente chanás, en las islas del sur del Delta y en la desembocadura del Paraná.

Posteriormente las tierras fueron adjudicadas, como mercedes, a distintos beneficiarios entre los años 1604 y 1635 pero la mayoría de ellas pasaron a ser propiedad, bajo diversas circunstancias, de la Compañía de Jesús que organizó entonces una gran explotación agropecuaria. Expulsada por el rey de España Carlos III, en 1767, gran parte de sus tierras fueron compradas por Don José Antonio de Otálora en 1785.

Hacia fines del Siglo XVII Don Gonzalo de Zárate disponía también de posesiones en esta zona, con frente al Paraná de las Palmas, adquiridas a los herederos de las primitivas mercedes. En consecuencia, hacia esa época, todas las tierras de nuestro Partido quedaban comprendidas dentro de estas dos únicas propiedades, al constituirse el Virreinato del Río de la Plata y organizarse la administración civil el área quedó incorporada al Partido de Exaltación de la Cruz, dependiente del Cabildo de Luján.

El pueblo de Zárate se formó en las tierras que pertenecieron a Don Gonzalo de Zárate quien entre 1689 y 1693 adquirió tres fracciones de tierras linderas conformando una estancia que abarcó, aproximadamente, 5500 hectáreas. A su muerte, ocurrida en 1711, la propiedad fue dividida entre los herederos; su viuda Ana de Sayás dispuso que se erija un oratorio que fue construido a mediados del siglo XVIII y consagrado bajo la advocación de Nuestra Señora de la Merced. Al cabo de una centuria la propiedad de los Zárate se hallaba sumamente dividida entre la numerosa descendencia que poblaba el lugar en ese entonces.

Por la combinación de diversos factores, destacándose entre ellos la fragmentación de la propiedad y los beneficios que brindaba la existencia de puerto natural como punto de comunicación entre la Mesopotamia y Buenos Aires había surgido un poblado en las inmediaciones del mismo que debió haber sido lo suficientemente atractivo como para que, en 1798, se estableciera un Real Estanco y pocos años después se erigiera un pequeño oratorio conocido por El Salvador.

Pero fue por iniciativa de los hermanos conocidos como Pedro y José Antonio Anta que se decidió dar forma al pueblo cuando los citados vendieron, en 1825, a Rafael Pividal 1.144 varas de tierras con el objeto de “fundar el pueblo de Zárate”. A tales efectos Pividal contrató los servicios del agrimensor Manuel Eguía para que realizara el plano de mensura y el primer trazado de lo que sería el pueblo.

Manuel Eguía nació en Buenos Aires a principios del Siglo XX y murió en la misma ciudad el 20 de junio de 1880. En el transcurso de su vida tuvo una importante actividad pública, pues en el año 1852 formó parte de la Comisión de Obras Públicas que reorganizó al Departamento Topográfico de la Provincia de Buenos Aires. Posteriormente, en el año 1854, fue elegido Diputado Constituyente y formó parte de la Honorable Sala de Representantes que sancionó la Constitución del Estado de Buenos Aires. Por Ordenanza N° 3964/11 una de las calles del Barrio VI.PER.MUN. fue designada con su nombre.