Ud. está en: Noticias > Se impone la deco ambiental

Se impone la deco ambiental

Iniciativas. La columna de Carola Sainz.

 

SustentArte. Sustentabilidad y Arte por Arquitectos. Con estas premisas, se lanzó un programa de encuentros especialmente pensado para profesionales de la arquitectura, el diseño, la construcción y el desarrollo inmobiliario, que luego de su debut en Buenos Aires, se presentará en ciudades de América latina para mejorar la calidad de vida y promover el cuidado del medioambiente. En este primer evento apuntaron a los edificios, los mayores consumidores de energía, después del transporte y la industria, un tema que ya es tendencia y habíamos mencionado en columnas anteriores, dedicadas a la arquitectura ambiental y la Semana de Diseño en Milán.

“Invertimos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados. De ahí el gran consumo”, explica el ingeniero Sohrab Yazdami, titular de Green Group, una compañía que desarrolla certificaciones de sustentabilidad en el país. En la Argentina ya se trabaja con certificaciones EDGE (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias, en castellano) y LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental). La primera certificación, promovida por el Banco Mundial, permite optimizar los diseños en forma mensurable, hacerlos eficientes, lograr una construcción verde más promocionable y potenciar la inversión para el comprador. “A través de un software, EDGEpermite visualizar cómo algunas medidas prácticas de ahorro de energía y agua pueden mejorar el rendimiento del edificio con poco o ningún costo adicional”, agrega Yazdani.

En comparación con un edificio convencional, estas viviendas cuentan con iluminación de bajo consumo, aislamiento de techos y paredes, sombras exteriores, inodoros de doble descarga, entrepiso, techo y pisos de concreto y vidrios de baja emisividad (dobles y térmicamente reforzados que impiden que el frío o el calor generado en el interior se “escape” y ayudan a gastar menos electricidad), entre otras características, que desde hace dos años se aplican en casas, hospitales, supermercados y viviendas familiares de algunos barrios de Buenos Aires. Esta nueva generación de edificios logra ahorrar 20% en energía, 20% en agua y otro 20% de ahorro de uso de energía en los materiales, con menos emisión de dióxido de carbono.

La certificación LEED para Edificación Sustentable, en tanto, mejora la manera de diseñar, construir y mantener las edificaciones. Se impuso por primera vez en Buenos Aires en los edificios corporativos de oficinas. Contar con aire acondicionado eficiente, con gas ecológico, agua caliente por colectores solares, paneles fotovoltaicos y techos verdes figuran en el decálogo de estas construcciones que promueven el uso de energías renovables, un menor consumo y costo de energía y un ambiente más saludable.

El próximo paso son las normas Well, que contemplan la salud y el bienestar de los que habitan cada espacio. Esta tendencia incluye conceptos como neuroarquitectura, por ejemplo, para explicar cómo el entorno puede influir en nuestros estados de ánimo, tema que se analizará en la edición Worktech 2018 Buenos Aires, la conferencia internacional sobre el futuro del trabajo y el impacto de las tecnologías emergentes, que se realizará en septiembre en la Sociedad Central de Arquitectos. La sustentabilidad también estará presente el Congreso Internacional de Urbanismo y Movilidad La Ciudad que Queremos, que comienza el miércoles 29 en laUsina del Arte. De imponerse en el futuro, esta evolución permitirá tener casas yoficinas smart y un poco más ecofriendly

Carola Sainz

Clarín
Martes 21 de Agosto de 2018