Ud. está en: Noticias > Aseguran que Tierra del Fuego tiene un recurso elico que no existe en otras partes del mundo

Aseguran que Tierra del Fuego tiene un recurso elico que no existe en otras partes del mundo

María Alegre es magíster en Energía y Ambiente de la Universidad de Columbia (Nueva York). Ayer vino como invitada a dar una charla acerca de energía eólica. La especialista asegura que en Argentina están todos los recursos disponibles para comenzar a utilizar fuentes de energía renovables.

RIO GRANDE.- En la actualidad María Alegre se desempeña como consultora en gestión y política energética en México. Trabajó en el programa Community Solar de la agencia de energía del Estado de Nueva York, participó en varios proyectos relacionados al uso de la energía en diferentes países, y fue premiada MIT (Instituto Tecnológico de Massachusets). María es graduada de la Universidad Torcuato Di Tella y realizó estudios de posgrado en la London School of Economics. Actualmente reside en México, pero ya ha trabajado como asesora legislativa y analista de políticas públicas en Buenos Aires, y Río Grande.

La charla se enfocó específicamente en la energía eólica en general. En el tiempo que trabajó como asesora en Río Grande, María quedó fascinada con la particularidad energética de la provincia: “La isla, al no estar interconectada con el sistema eléctrico del continente, tiene que producir toda la energía que consume pero al mismo tiempo sólo la energía que consume, porque no tiene a quién vender el excedente. Después, el potencial eólico que tiene Tierra del Fuego es inédito”, recalcó Alegre.

La especialista asegura que esta particularidad, sumada al impulso que está teniendo el uso de energías renovables a nivel nacional, hacen que se dé un momento propicio para emprender proyectos de este tipo.
El viento fueguino.

Además de definir qué es la energía eólica, cómo está creciendo en el mundo, cuáles son sus costos, cómo funciona una turbina; cuál es el impacto ambiental si lo hay, y cuáles son los beneficios en general, la charla se abocó a la situación en Tierra del Fuego.

“Hoy tuve una reunión con la Cooperativa eléctrica”, comentó la licenciada. Y aseguró que la instalación de una granja de energía eólica no es una utopía. “Tierra del Fuego tiene los mejores recursos de viento del mundo. Una de las dificultades de la energía eólica es que el viento es muy intermitente y a veces sopla solamente a la noche, pero en Tierra del Fuego sopla casi todo el tiempo y se puede aprovechar aún mejor el recurso”.

Según María Alegre, una de las razones por las que la energía eólica no se había desarrollado en el país tiene que ver con lo barato que resultaba consumir energía generada por gas natural. “Ahora, con la quita de los subsidios a la generación de energía, es fundamental buscar alternativas, no solo económicamente viables sino ambientalmente sustentables”, explicó.

Y comparó: “Una planta térmica, que genera electricidad con carbón o incluso energía nuclear, necesita cantidades enormes de agua para enfriarlas. Una turbina eólica no necesita nada, no consume un litro de agua. Aprovechar este recurso supone ahorrar agua, dejar de producir gases tóxicos, mercurio, ácido sulfúrico, que dañan la calidad del aire y son muy tóxicos”.

Los costos

Ya al pasar a analizar la instalación de una planta energía eólica en la ciudad, Alegra admitió que la inversión inicial es grande, pero los beneficios a largo plazo la compensan. Una de las posibilidades más concretas tiene que ver con el partido Verde, que la invitó, y está hace un tiempo estudiando un proyecto para que el Fideicomiso Austral financie completamente la instalación de una granja eólica de 6 megavatios de capacidad. “Esa capacidad no servirá para electrificar la totalidad de Río Grande, actualmente la Cooperativa Eléctrica tiene una capacidad instalada de 50 megavatios. Esto es un poquito más del 10%”, explicó Alegre.

Y agregó: “Yo creo que todavía no están dadas las condiciones en ningún país del mundo para que la producción de electricidad sea solamente con renovables porque de noche no tenés sol para los paneles, y a veces el viento no sopla, es una realidad. Entonces tenés que suplir con gas”.

En cuanto a los costos, una granja eólica de 6 megavatios necesita unas 3 o 4 turbinas, una turbina de 2 megavatios de capacidad cuesta actualmente un poco más de 2 millones de dólares. Sin embargo, el aumento del uso de la energía eólica en el mundo aumentó radicalmente en los últimos 15 años, la capacidad a nivel mundial para generar electricidad con el viento aumentó 20 veces, lo que hace que los costos sigan bajando: “Una vez que la inversión está hecha, el combustible para las turbinas es gratis. Ahora el 80% del costo de generación de energía en la cooperativa es de combustibles. Pero con el viento, no necesitás carbón, diésel, gas, nada. Una granja eólica además, tiene una vida útil de 20 a 25 años y los costos de operación y mantenimiento son infinitamente más bajos que una planta que usa gas o carbón”, siguió describiendo la especialista.


Lo que falta

Si bien los costos están bajando y la fabricación de turbinas comenzó a hacerse en el país, Alegre confesó que aún falta mayor avance en lograr que las energías obtenidas con viento o sol, puedan almacenarse: “Esas tecnologías están recién apareciendo, los costos están bajando y hay mucho desarrollo. Esa electricidad se almacena con baterías. Y Argentina tiene una de las reservas de litio más grandes del mundo en Jujuy”, manifestó.

Y concluyó: “Tenemos todo, los mejores vientos del mundo en el sur, una radiación solar espectacular en la zona norte, en la frontera con Chile. También tenés las reservas de litio para hacer baterías, está todo. Hay que tener visión y voluntad y la decisión de hacerlo, porque se puede hacer”.


El Sureño
Miércoles 15 de Marzo de 2017

Visite nuestros contenidos de
IMPACTO AMBIENTAL