Ud. está en: Artículos  >  Efluentes Lquidos  >  Monitoreo y Control  > Indicadores para el monitoreo y evaluacin hacia la GIRH

Publicado: 1/6/2015

Indicadores para el monitoreo y evaluacin hacia la GIRH

RESUMEN: El presente artculo es la primera etapa, de una investigacin aplicada, que describe una herramienta til para los organismos responsables de la administracin de los recursos hdricos sobre la aplicacin de indicadores para la evaluacin y monitoreo hacia la GIRH, principalmente en las etapas de planificacin y control. Se enmarca en los Principios de Dubln (1992) y en los Principios Rectores de Poltica Hdrica de Argentina (2003) en donde se reconoce, entre otras cosas, que la cuenca constituye la unidad territorial para la planificacin y gestin coordinada de los recursos hdricos, y el monitoreo como insumo bsico del proceso de gestin sustentable de los mismos. Contar con un fcil acceso a la informacin es fundamental para las instituciones responsables de la gestin, principalmente en tres dimensiones crticas como: gobernabilidad, aspectos tcnicos y cambio climtico. En este contexto, la gestin de una cuenca genera constantemente informacin que se expresa sintticamente en indicadores que deben reflejar en primer lugar, una lnea de base del estado del recurso y en segundo, ser capaces de dar informacin sobre el avance y cumplimiento en la ejecucin de los planes, cmo se estn modificando el estado de los recursos, as como tambin las condiciones socioeconmicas, el grado de institucionalidad, el fomento de participacin de usuarios, la promocin de la equidad y el desarrollo de capacidades de actores locales. En esta primera etapa se obtiene un conjunto de indicadores clasificados en gobernabilidad, aspectos tcnicos y cambio climtico y, adems, ordenados de acuerdo al modelo analtico proporcionado por la OECD (1993) denominado Presin, Estado y Respuesta (PER), para el uso de indicadores ambientales que relacionen las actividades econmicas y las acciones que se llevan a cabo en la sociedad para el cuidado del ambiente y los recursos naturales, y de esta manera colaborar con una herramienta que ayude a determinar si la gestin de los recursos hdricos tiende hacia el manejo integral de los mismos.


INTRODUCCIN

El agua es un recurso indispensable que atraviesa cuantos aspectos abordemos del hombre y su entorno. Segn Naciones Unidas, el agua est vinculada a las crisis del cambio climtico, de la energa, de los alimentos y a las dificultades de los mercados financieros. El crecimiento de la poblacin, los efectos del cambio climtico, la expansin de la agricultura y, podemos agregar tambin, los nuevos usos del agua, estn estrangulando las fuentes que proporcionan agua dulce y segura, por lo que estamos en presencia de una potencial crisis hdrica que provoque inestabilidad y conflictos.

Segn el informe de ONU titulado El Agua en un Mundo en Cambio1, describe un dramtico panorama de la situacin de los recursos hdricos del planeta, y alerta sobre la crisis que se podra afrontar en un futuro cercano. En primer lugar, el crecimiento de la poblacin del mundo de los actuales 6.800 millones a 9.000 millones en 2050, disparar dramticamente el consumo de agua para uso personal y para el regado, aumentando la demanda global de agua2

Por otra parte, el Cambio Climtico ha provocado la reduccin de los glaciares y de las capas de nieve en las montaas a causa del aumento de las temperaturas globales, por lo que pone en peligro de subsistencia a casi un 15% por ciento de la poblacin mundial que viven en zonas ridas y semiridas y que depende del agua de deshielo. Tambin se seala que los cambios provocados en el clima por el calentamiento global pueden agravar las inundaciones y las sequas, suponindose que los fenmenos extremos relacionados al recurso hdrico se harn ms frecuentes y destructivos. en 64.000 millones de metros cbicos anuales (equivalente al consumo en un ao de Egipto). El crecimiento demogrfico se producir en las reas urbanas de los pases ms pobres que dependen de ros y acuferos que suelen estar contaminados por la actividad humana.

Por ltimo, el informe indica que el agua forma parte de una compleja red de factores que determinan la prosperidad y la estabilidad, por lo que su escasez incrementa la pobreza y aumenta la posibilidad de que se produzcan conflictos.

En este sentido, el enfoque de la Gestin Integrada de los Recursos Hdricos es aceptada como un movimiento a escala mundial impulsado por una percepcin de crisis tanto actual como futura fundamentada en una mixtura de factores del desarrollo que, en gran parte, son inevitables (como el crecimiento demogrfico, concentracin de la riqueza y demanda crecientes) pero sin duda que la mdula de la crisis hdrica radica en la mala gestin o la mala gobernabilidad (International Water and Sanitation Center, 2006).

Por lo tanto, la GIRH busca resolver algunas de las causas fundamentales de la crisis de gestin sobre la ineficacia y los conflictos que surgen del desarrollo y uso no coordinado de los recursos hdricos, a travs de la integracin de los sectores, del tiempo, las aplicaciones y los grupos en la sociedad, en base a un juego de principios acordados. Pero es imposible plantear la GIRH en un espacio geogrfico determinado, sin una clara referencia a las relaciones e interacciones que se producen entre los distintos componentes del espacio en cuestin.

En esta investigacin suponemos que la verdadera respuesta a la crisis hdrica se puede analizar a escala planetaria pero se debe intervenir a escala local y proponemos, en su primera etapa, un conjunto de indicadores que permitan monitorear si una poltica hdrica y/o las polticas menores que se desprendan, estn enmarcadas y orientadas a alcanzar las metas de una adecuada GIRH. Intentamos organizar los indicadores en funcin del Marco Presin-Estado-Respuesta (OCDE, 1993) y de una clasificacin de tres tipos indicadores: gobernabilidad, tcnicos y de cambio climtico.


MARCO TERICO
La Gestin Integrada de los Recursos Hdricos GIRH


Para entender este enfoque nos basaremos en describir sus orgenes, principios y definiciones, por un lado, y el mbito de aplicacin ms apropiado para avanzar hacia una GIRH, por otro lado.

Para el primer punto de desarrollo, y como mencionamos en la introduccin, la GIRH se presenta como una forma de enfrentar la actual crisis hdrica fundamentada por factores como el crecimiento demogrfico, la riqueza y el aumento constante de la demanda por distintos usos; pero que sin duda la mdula de la crisis radica en la mala gestin o la mala gobernabilidad.

An no existe una definicin universalmente aceptada, pero las ms frecuentes y usadas por la literatura son:

1) La Global Water Partnership GWP define a la GIRH como un proceso que promueve el desarrollo y la gestin3 coordinada del agua, la tierra y los recursos asociados, para maximizar el bienestar econmico y social de manera equitativa sin comprometer la sostenibilidad de ecosistemas vitales (Global Water Paternship, 2000)4
2) La GIRH Implica la planificacin y gestin coordinadas de la tierra, el agua y otros recursos medioambientales, para su uso equitativo, eficaz y sostenible (Calder, I. R., 1999).

Su carcter conceptual radica en los cinco principios rectores acordados en la Conferencia Ministerial de Dublin5 sobre el Agua y el Desarrollo Sostenible realizada entre el 26 al 31 de enero de 1992 en Irlanda, que precedi a la primera Cumbre de la Tierra sobre Desarrollo Sostenible, celebrada en 1992 en Ro de Janeiro (ver Tabla N1), considerados como la contribucin de la comunidad del agua al dilogo del desarrollo sostenible que se viene llevando a cabo desde la cumbre de Ro. Aunque los principios han sido perfeccionados y aadidos durante las conferencias posteriores celebradas, todava siguen siendo aceptados como los puntos de partida del enfoque.

La GIRH presenta principios generales y objetivos especficos respecto a la gestin sustentable y el desarrollo del recurso agua. Sus principios holsticos, el control descentralizado y el respeto por el ambiente se consideran elementos gua para enfrentar la emergente crisis global que concierne la escasez de agua, el deterioro de la calidad, los impactos de las inundaciones y de las sequas, y la creciente competencia por el agua.

Tabla 1.- Principios rectores de Dubln

N1: El agua dulce es un recurso finito y vulnerable, esencial para sostener la vida, el desarrollo y el medio ambiente.
N2: El desarrollo y la gestin del agua debe basarse en un enfoque participativo, involucrando a los usuarios, los planificadores y los responsables de las decisiones a todos los niveles.
N3: La mujer desempea un papel fundamental en el abastecimiento, la gestin y la proteccin del agua.
N4: El agua tiene un valor econmico en todos sus diversos usos en competencia y debera reconocrsele como un bien econmico.
N5: La GIRH est basado en la gestin equitativa, eficiente y sustentable del uso del agua.

Fuente: Principios rectores acordados en la Conferencia Ministerial de Dubln sobre el Agua y el Desarrollo Sostenible realizada entre el 26 al 31 de enero de 1992 en Irlanda. En http://www.gwp.org/The-Challenge/What-is-IWRM/Dublin-Rio-Principles/

El enfoque GIRH podemos considerarlo como el vehculo que hace al concepto general de desarrollo sostenible operacional para la gestin de los recursos de agua dulce. Adopta un enfoque holstico, que implica que se necesita informacin sobre el estado de la economa, la sociedad y los recursos hdricos y sus relaciones mutuas. Tambin invoca la necesidad de una mayor participacin, lo que significa que debe ser herramienta para una comunicacin eficaz entre los diferentes grupos de partes interesadas, por ejemplo los responsables polticos, el pblico y los cientficos. Indicadores pueden ayudar a simplificar la informacin sobre la GIRH y establecer una comunicacin eficaz entre diversas partes interesadas (United Nations Economic Commission for Europe, 2003).

En el segundo punto de desarrollo, existe un amplio consenso en diversas instituciones expertas e investigadores relevantes en la materia y reconocidos en el Mundo, en que la cuenca hidrogrfica es el mejor mbito (la unidad territorial o la unidad crtica o la unidad de anlisis) para evaluar y administrar la interaccin de los distintos factores y sectores y lograr a la integracin en gran escala. No obstante, el poner demasiada atencin a escala grande sobre la cuenca puede entorpecer la forma de resolucin de ciertos conflictos, en esta lnea de pensamiento segn Armando Llop6

Segn la literatura consultada, cuando hablamos de la cuenca hidrogrfica, iniciar un camino hacia la GIRH implica pensar globalmente y actuar localmente por lo que adoptndose a otras escalas de anlisis tambin ayuda y es importante su papel.

Por lo tanto, podemos creer que la GIRH a nivel de cuenca, representada por organismos de las todas la partes interesadas, debe considerarse como el objetivo final en s mismo. Sin embargo, las mejoras reales y significativas en la gestin del agua pueden ser realizadas a todos los niveles, desde el hogar hasta las cuencas internacionales, por personas o instituciones que aplican los principios de Dubln en el contexto de sus propias capacidades y oportunidades (CEPAL, 2003). Esto representa una fortaleza que es importante resaltar del paradigma de la GIRH pues su aplicacin se puede dar en toda escala. hacemos referencia al espacio geogrfico de aguas arriba al punto de cierre o salida, que es drenado por la red de avenamiento, cuyo escurrimiento generado por una lluvia o el agua de fusin, abandona el rea en forma de flujo concentrado por el punto de cierre. En otras palabras, la cuenca en sentido amplio es el drenaje hdrico en donde el agua que cae escurre hacia un mismo punto y desemboca en el mar o un cuerpo de agua interior; su dimensin vertical, se extiende desde la atmsfera hasta las estructuras geohidrolgicas subterrneas y en su interior interactan los seres humanos entre s y con los factores biticos de su territorio (Fasciolo, G., Puebla, P., et al, 2011). Ahora bien, el espacio geogrfico de la cuenca adquiere otras caractersticas en que intervienen distintos actores en permanente proceso de transformacin de la realidad, se denomina territorio.

Una caracterstica fundamental de la cuenca es la interrelacin e interdependencia entre los sistemas fsicos y biticos (el uso de los recursos naturales aguas arriba acarrean una modificacin hacia abajo en calidad y cantidad) y el sistema socioeconmico e institucional formado por todos los usos y usuarios de las cuencas y actores externos (Vich, A., 2010). Dentro de la cuenca los cauces facilitan la relacin entre quienes viven en ellas, aunque se agrupen dentro en territorios delimitados por razones poltico-administrativas, al depender de un sistema hdrico compartido, caminos y vas de acceso, y el hecho que enfrentan riesgos similares, confieren a los pobladores de una cuenca caractersticas socioeconmicas y culturales comunes (CEPAL, 2003).

Por ltimo, es importante que mencionemos algunas razones que hacen a este razonamiento de que la cuenca es la unidad territorial ptima para la GIRH. En principio, porque son las principales formas terrestres dentro del ciclo hidrolgico que captan y concentran la oferta del agua que proviene de las precipitaciones. Aunque de esta condicin fsica y biolgica, hay otras razones sumamente fuertes:

1- La circulacin del agua por los distintos susbsistemas que conforman la cuenca, genera un grado extremadamente alto y a veces imprevisible, de interrelacin e interdependencia entre los usos y usuarios del agua cuyos efectos tanto positivos como negativos se propagan siempre desde aguas arriba hacia agua abajo (Vich, A., 2011) .
2- Las cuencas constituyen un rea en donde interdependen e interactan en un proceso permanente y dinmico, el agua con los sistemas fsicos (recursos naturales) y bitico (flora y fauna). Por lo tanto, es importante la gestin del agua de las actividades en manejar la superficie que capta el agua para regular la escorrenta en cantidad, calidad y oportunidad.
3- Una caracterstica fundamental de la cuenca es la interrelacin e interdependencia entre los sistemas fsicos y biticos y el sistema socioeconmico formado por todos los usos y usuarios de las cuencas y actores externos (Vich, A., 2011). Dentro de la cuenca los cauces facilitan la relacin entre quienes viven en ellas, aunque se agrupen dentro de las mismas en territorios delimitados por razones poltico-administrativas, al depender de un sistema hdrico compartido, caminos y vas de acceso y riesgos similares, confieren a los pobladores de una cuenca caractersticas socioeconmicas y culturales comunes (CEPAL, 2003).


La Poltica Hdrica en Argentina

Este punto resulta importante que lo mencionemos pues ratifica los conceptos descriptos anteriormente sobre el enfoque GIRH, una clara interrelacin positiva entre la ciencia poltica y el conocimiento tcnico interdisciplinario.

A nivel nacional, la visin en materia de recurso hdrico se puede visualizar en los Principios Rectores de Poltica Hdrica que brindan los lineamientos que integran los aspectos tcnicos, sociales, econmicos, legales, institucionales y ambientales de la gestin de los recursos hdricos en pos de un desarrollo sustentable.

En el ao 2003 representantes de las jurisdicciones provinciales suscribieron el Acta Constitutiva del Consejo Hdrico Federal COHIFE como mbito de discusin, concertacin y coordinacin de la poltica hdrica en el que participan las provincias, la ciudad autnoma de Buenos Aires y la Subsecretaria de Recursos Hdricos SSRH. Desde su creacin, este organismo ha desarrollado una labor de consolidacin del espacio institucional y un esfuerzo de funcionamiento y desarrollo con activa participacin de sus miembros.

En ese mismo ao el COHIFE suscribi el Acuerdo Federal del Agua y los Principios Rectores de Poltica Hdrica, que se transformara en Ley N 26438/2008 en la cual se ratificara la creacin del COHIFE y la aprobacin de los Principios.

La adopcin de los Principios Rectores facilita busca avanzar hacia un desarrollo armnico del recurso hdrico y disminuir los eventuales conflictos derivados de su uso. La materializacin de estos principios en acciones sustentables y eficientes requiere del apoyo participativo de la comunidad hdrica en su totalidad y de un frreo compromiso del sector poltico, es as que la Ley N 26438/2008 en el Art. N17 avala la importancia de la GIRH, en el Art. N19 sostiene que las cuencas constituyen la unidad territorial para la planificacin y gestin coordinada de los recursos hdricos y en el Art. N 45 reconoce al monitoreo como insumo bsico del proceso de la gestin sustentable de los recursos hdricos.

En el ao 2006 el COHIFE y la SSRH acordaron el Plan Nacional Federal de Recursos Hdricos PNFRH. El objetivo es promover la GIRH, mediante un proceso participativo que facilite la coordinacin y cooperacin entre todos los organismos, hdricos y no hdricos, que influyen sobre la gestin hdrica. Que los principales problemas que enfrenta la Gestin Hdrica slo pueden ser resueltos sobre la base de promover la coordinacin y la colaboracin entre los organismos con competencias en gestin hdrica. Su metodologa se apoya sobre tres criterios principales:

(i) La priorizacin de los problemas en un marco participativo, como paso previo a la priorizacin de las acciones, facilitar la colaboracin entre organismos de diferentes sectores o jurisdicciones. Los problemas de gestin hdrica a priorizar son los que afectan directamente a la poblacin.
(ii) Un proceso participativo facilitar la colaboracin entre diferentes organismos para el diseo y la ejecucin, en forma conjunta, de acciones dirigidas a resolver los problemas que enfrenta la gestin hdrica.
(iii) La difusin de las acciones conjuntas realizadas en el marco del PNFRH contribuir a acelerar el proceso de planificacin, mediante su efecto demostracin.


LA GESTIN DEL AGUA

Gestionar, es tomar una serie de decisiones en funcin de la informacin disponible que lleven a realizar acciones que aseguren el logro de los objetivos propuestos (Puebla, P. 2010).

El concepto de gestin lo aplicamos en el mundo empresarial como la accin o efecto de gestionar y administrar, es decir, realizar diligencias que aseguren el logro de objetivos propuestos. Administrar es gobernar, dirigir, ordenar, disponer y organizar. Para gestionar se requiere de informacin, que es el conjunto fiable y organizado de los datos que constituye un mensaje sobre ciertos fenmenos, que permite prevenir y/o resolver problemas y tomar decisiones. La informacin aporta significado y sentido a las cosas, ya que mediante el conjunto de datos forma los modelos del pensamiento que permiten proyectar a futuro, resolver en tiempo y acompaar procesos.

Es importante que entendamos que implica gestionar o manejar la cuenca, y en ese sentido nos referiremos a los aportes que los investigadores Ballester, C. y Mutto Quiroga, E. (2005) presentaron en el Congreso Nacional del Agua de Argentina CONAGUA 2005. Para los autores, el manejo integral de una cuenca hidrogrfica a la luz de los paradigmas modernos, va ms all de la bsqueda de un desarrollo sostenible en cuanto al uso y preservacin del recurso agua y de los dems recursos naturales intrnsecamente dependientes, pues no slo debe garantizarse el uso de los mismos para las generaciones futuras sino que debemos tener en cuenta que el centro de la gestin es el hombre y en l su entorno social, cultural, y econmico. Conceptualmente, es el conjunto de programas, proyectos, obras fsicas, acciones institucionales y gestiones que a partir de las distintas necesidades y realidades sociales, culturales y econmicas de la comunidad que habita en ella, asegure que la calidad de los usos y servicios provistos por un determinado esquema de aprovechamiento del recurso satisfagan los objetivos actuales de la comunidad, sin comprometer la capacidad del sistema natural para satisfacer necesidades de las futuras generaciones.

Un ejemplo claro sobre el anlisis del sistema en cuenca es el caso del oasis del Valle de Uco de la provincia de Mendoza de Argentina, en el marco del Programa de Desarrollo Institucional Ambiental (2009). Dentro de este Programa se seleccionaron algunas cuencas hidrogrficas del territorio argentino para su estudio y anlisis en cuanto al uso, manejo y gestin del agua, as como por las alteraciones e injurias severas al medio ambiente que demostrarn cuestiones que comprometen el desarrollo sostenible de los recursos naturales.


Evaluacin y monitoreo hacia una GIRH


La actividad de la evaluacin del desempeo es parte del proceso de planificacin y control. Implica la medicin y la correccin de las acciones con el fin de asegurar que se cumplan los objetivos de la organizacin y los planes diseados para lograrlos. El proceso consiste en establecer los estndares, medir resultados, comparar con estndares de la propia organizacin o con otras organizaciones, para determinar con la correccin de las desviaciones o la reformulacin de las metas, es aqu donde se utilizan los indicadores de gestin. Como es imposible medir todos los aspectos, es necesario definir las reas claves o funciones crticas e identificar los puntos estratgicos de control, dnde observar y cmo recopilar informacin (Fasciolo, G., Puebla, P., et al, 2010).

Para emprender una GIRH es fundamental contar con un fcil acceso a la informacin sobre el estado de dichos recursos y de los ecosistemas, y sobre las tendencias en uso y contaminacin del agua. Adems, los responsables de la gestin de recursos hdricos deben ser capaces de contar con informacin confiable, actualizada y pertinente toda vez que la precisen, en un formato accesible (Global Water Paternship, 2009).

El monitoreo y la evaluacin son componentes clave de las actividades de gestin de cuencas. El objetivo del monitoreo consiste en ayudar a los responsables de la gestin y a las partes interesadas a aprender juntos, con miras a mejorar la planificacin y la implementacin de programas.

Un sistema de monitoreo de gestin de cuencas establece:
- el impacto de los cambios de gestin;
- cmo se medirn los avances y e impactos;
- cmo se emplear la informacin recabada para explicar las razones de los xitos y fracasos.

Dos aspectos centrales en la evaluacin y monitoreo para cualquier proceso en el marco de la GIRH es que los decisores cuenten a nivel de cuenca con:

(i) Un fcil acceso a informacin exhaustiva, representativa y confiable en todos los niveles pertinentes y en lo relativo a: la calidad y cantidad de recursos a nivel de aguas tanto superficiales como subterrneas, y las fluctuaciones anuales y estacionales; los biotopos y entornos acuticos y sus grados de sensibilidad; el uso del recurso (extracciones), particularmente para riego, aplicaciones industriales y agua potable, y las fuentes de contaminacin (descargas), sean estas puntuales o no puntuales; los riesgos de fenmenos extremos recurrentes, tales como inundaciones, sequas y contaminaciones accidentales; y los indicadores socioeconmicos, como por ejemplo costos, precios e impuestos (Global Water Paternship, 2009).
(ii) Los organismos de cuenca deben crear un sistema de informacin8

de cuenca que responda a sus propias necesidades, tanto respecto de la administracin de los datos recolectados, como de la divulgacin de la informacin entre distintos grupos de usuarios en formatos comprensibles y tiles.

En este contexto, la gestin de la cuenca debe generar informacin, en primer lugar, para mostrar una lnea de base del estado del recurso y en segundo, en qu medida la ejecucin de los planes estn modificando ese estado como tambin las condiciones socioeconmicas de la misma y en qu medida se puede retroalimentar el plan de accin. Por lo tanto, los indicadores para monitorear tanto el estado de los recursos hdricos como la gestin de la cuenca estarn relacionados con los objetivos y las metas del plan de accin. Pueden disearse indicadores que, por ejemplo, den cuenta de los avances en la aplicacin de la GIRH, con el fin de mostrar:

  • Cambios en los procesos, por ejemplo, documentacin que se ha completado;
  • reformas en la GIRH, como por ejemplo, la confirmacin de que se han adoptado;
  • prcticas pertenecientes al enfoque de GIRH;
  • impactos/resultados de la GIRH y de una mejor gestin del recurso;
  • y logros en materia de sostenibilidad.

INDICADORES

La Food and Agriculture Organization of the United Nations FAO seala que un indicador cuantifica y simplifica un fenmeno, nos ayuda a entender realidades complejas y nos dice algo acerca de los cambios en un sistema. Los indicadores son seleccionados para suministrar informacin acerca del funcionamiento de un sistema especfico, para un propsito especfico apoyar la toma de una decisin y el manejo. Un indicador cuantifica y agrega datos que pueden ser medidos y seguidos para determinar si est teniendo lugar una variacin. Con el fin de entender el proceso de cambio, el indicador debe ayudar a los tomadores de decisiones a entender por qu est ocurriendo tal alteracin (FAO. Marco de Referencia e Indicadores Medioambientales de Presin-Estado-Respuesta).

Analizando la bibliografa nos encontraremos que las definiciones, caractersticas y clasificaciones de los indicadores son amplias y variadas, por lo que a modo aglutinador, haremos referencia a lo concluido en el Informe del Taller sobre Indicadores de Gestin para Cuenca (2010) realizado por la Red Arg Cap-Net en Buenos Aires:

1) Un indicador se define como una funcin de una o ms variables que mide del objeto de anlisis (criterio o tema).
2) Una caracterstica o atributo que cambia (vara) en el tiempo o espacio. Por ej. cantidad de lluvia cada, nmero de casos de una enfermedad hdrica determinada, etc.
3) Un indicador compuesto se construye como una funcin de varias variables por lo tanto permite medir caractersticas multidimensionales. El indicador compuesto tiene la propiedad de resumir numerosos aspectos que estn interrelacionados en un solo valor (Schuschny, A. y Soto, H., 2009).
4) El objeto unidad de anlisis (sitio, cauce, localidad, bosque) es susceptible de medicin (en un sentido amplio de la palabra que incluye categoras cualitativas expresiones narrativas) y el valor que se obtiene es el dato u observacin. ste es un nmero una calificacin, una expresin narrativa que toma el indicador en un determinado momento y territorio. Su funcin es, como su nombre lo indica, seala y dar aviso (United Nations Economic Commission for Europe -UN-CE-, 2003).
5) En trminos tcnicos, las variables pueden ser cualitativas cuantitativas. Las primeras, categricas u ordinales. Las segundas provienen de conteos o mediciones propiamente dichas. La obtencin del valor que toma la variable en estadstica se define como medicin. Muchos indicadores utilizan variables ordinales, que contienen mayor grado de subjetividad (Figura N 1). Por ejemplo, un indicador sobre equidad de gnero para evaluar el proceso que da igual oportunidad a las mujeres de participar en las decisiones de los organismos de cuencas, puede resolverse utilizando una escala ordinal, por ejemplo, categorizando en: no relevante, muy bajo, bajo, regular, alto, muy alto, es utilizado como uno de los indicadores de desempeo para organismos de cuencas transfronterizas en continente africano (International Network of Basin Organization, INBO, 2009) .
6) Los datos que originan las mediciones pueden ser brutos (crudos, primarios) procesados. Este procesamiento origina las series (en el tiempo en el espacio) y las medidas estadsticas que las representan. Los datos crudos o semiprocesados son utilizados por investigadores y expertos, mientras que los usuarios de los indicadores son los gestores, lderes polticos, lderes comunitarios y pblico en general quienes los utilizan para mostrar/interpretar situaciones y tendencias (Figura N 1).

Monitoreos

7) Los indicadores se clasifican desde diferentes pticas o intereses:
a. Descriptivos, tendenciales o de comunicacin segn la funcin que cumplen (United Nations Economic Commission for Europe, UN-CE, 2003).
b. Segn el modelo terico ordenador:
Presin-Estado-Respuesta PER (Organisation for Economic Co-Operation and Development OECD-, 1993).
Fuerza Conductora-Estado-Respuesta FER (Comisin sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, 1996).
Fuerza ConductoraPresinEstadoImpacto-Respuesta FPEIR (Unin Europea, 1998)
c. De insumo, proceso, producto resultado y efecto impacto. Se construyen sobre los recursos que insumen las actividades, la intensidad en el uso de los recursos y el resultado de las actividades (Garca de Panelli, A. M., 2000). Las relaciones entre ellos pueden originar indicadores de productividad, eficiencia y eficacia (Ginestara, 2000).

d. Externos, internos mixtos: no hace referencia a alguna funcin sino a la fuente u origen de la informacin que genera los datos y procesamientos, en el marco operativo de un sistema gestin especfica.
8) Para avanzar en la seleccin de los indicadores se debe constatar ciertos atributos que hacen a su relevancia e importancia para la descripcin de la unidad de anlisis:

  • Relevantes, vinculado con los objetivos estratgicos y til para las decisiones.
  • Sencillos, para poder ser fcilmente interpretados y utilizados.
  • Construidos pensando en la realidad concreta que se quiere medir.
  • Equilibrados entre la agregacin que permite comparar y la desagregacin que permite comprender.
  • Precisos, matemticamente si son cuantitativos y conceptualmente si son cualitativos.
  • Econmicamente factibles de medir es decir no incurrir en excesivos para su obtencin.
  • Accesibles y confiables, para no arribar a falsas conclusiones

Un punto en que haremos nfasis, parte medular de esta investigacin, es el marco ordenador para los indicadores ambientales denominado Presin-Estado-Respuesta PER (OCDE, 1993) para los indicadores ambientales, y elegido para la seleccin de indicadores para la GIRH.

El marco de referencia PER, es relatado en varios documentos incluyendo el de la OECD (1993), quizs el ms conocido, que establece nicamente que las actividades humanas ejercen presiones (tales como emisiones contaminantes o cambios en el uso de la tierra) sobre el medio ambiente, las cuales pueden inducir cambios en el estado del medio ambiente (por ejemplo, variaciones en los niveles de contaminacin del ambiente, diversidad de hbitat, flujos de agua, etc). La sociedad entonces responde a las alteraciones en las presiones o estado con polticas econmicas y medioambientales y programas oportunos para prevenir, reducir o mitigar presiones y/o daos medioambientales.

En la siguiente figura resumimos la causalidad lineal descripta y una explicacin ms profunda sobre cada grupo de indicadores ambientales9

Monitoreo

Fuente: Marco de Referencia e Indicadores Medioambientales de Presin-Estado-Respuesta. Informacin extrada en http://www.fao.org/ag/againfo/programmes/es/lead/toolbox/Refer/EnvIndi.htm

a- Las actividades humanas ejercen presiones sobre el ambiente (presin), y debe ayudarnos a responder la pregunta qu est afectando al ambiente?
b- Esas actividades cambian la calidad y cantidad de los recursos naturales (estado), y el cuestionamiento a que nos debe ayudar a responder es qu est pasando con el estado del ambiente?
c- Por ltimo, la sociedad atiende o responde a estos cambios a travs de polticas ambientales, econmicas y sectoriales (respuestas) (OCDE, 1993), por lo que nos brinda informacin sobre qu estamos haciendo acerca de estos temas?

Un ejemplo claro del modelo es el que aplicaron en el uso de pesticidas y sus impactos sobre el agua subterrnea. En este caso, la presin sobre el medio ambiente est causada por la aplicacin de pesticidas teniendo como resultado un impacto sobre los niveles de pesticidas en aguas subterrneas. Los indicadores primarios de estado son los niveles de residuos qumicos en el agua subterrnea que son seguidos y confrontados con los estndares de calidad acordados. La respuesta es el uso del instrumento financiero de impuestos para modificar los niveles de utilizacin del pesticida que es responsable por la presin. Se recomienda el seguimiento continuo de la situacin (Hardi & Pinter, 1995).

Es indispensable que los indicadores ambientales deben estar avalados por requisitos, entre los que cabe destacar (OCDE, 1993): (i) validez cientfica, (ii) representatividad en el marco de la preocupacin ambiental, (iii) fcil interpretacin, (iv) respuesta a cambios, (v) comparabilidad en el marco regional, nacional, entre otros. Estos condicionantes marcan las propias limitaciones a las que se enfrentan los indicadores ambientales, una de las principales es la calidad de las estadsticas.


PROPUESTA DE INDICADORES

El monitoreo de la gestin de cuencas mediante indicadores es un proceso que proporciona informacin para ayudar a la planificacin, desarrollo y gestin de los recursos hdricos (International Network of Basin Organization, INBO, 2009). De esta manera los indicadores, estarn relacionados con las metas del plan de accin de la gestin de la cuenca y con los avances en la GIRH.

De acuerdo a la bibliografa consultada los indicadores refieren a distintas dimensiones. En este trabajo se consideraron tres tipos:

1) Los indicadores tcnicos basados en mediciones fsicas de los recursos hdricos y de sus ambientes asociados, a escalas cuenca u otra unidad ms pequea, tratando de evaluar resultados o la salida de los procesos de programa o proyecto y la sostenibilidad de los recursos naturales en un objetivo ms global.
En este contexto, se pueden utilizar indicadores10 que describan por ejemplo: la ocupacin del suelo y las cuencas hidrogrficas, aptitud y factibilidad de uso, limitaciones ambientales, amenazas, peligrosidad, vulnerabilidad, sistema de produccin, identificacin de agentes o actores. Servicios ambientales de las actividades, caractersticas culturales, paisajes, historia, identidad, costumbres, rgimen legal y condicionante, instituciones pblicas y privadas con injerencia en el nivel, disponibilidad y existencia de infraestructura, equipamientos y servicios, asentamientos poblacionales, etc.
2) Los indicadores de gobernabilidad que apuntan a evaluar el desempeo de las polticas impulsadas por la gestin. Incluyen aquellos basados en criterio contable y financiero, polticas de participacin, de equidad de gnero, de equidad social, etc.

En el Marco para la Accin presentado en el II Foro Mundial del Agua (La Haya, 2000), con el objetivo de proporcionar seguridad hdrica al desarrollo de la humanidad en los inicios del Siglo XXI, se estableci que la crisis del agua es a menudo una crisis de gobernabilidad, por lo cual se identific la necesidad de colocar a la gobernabilidad eficaz del agua como una de las principales prioridades de accin (Global Water Paternship, 2000).

El concepto de gobernabilidad aplicado al agua se refiere a la capacidad social de movilizar energas en forma coherente para el desarrollo sustentable de los recursos hdricos, adems implica la capacidad que una sociedad organizada tiene para disear polticas pblicas que sean aceptadas por todos sus habitantes y que su implementacin sea efectiva por todos los actores involucrados.

Los principales desafos de la gobernabilidad del agua incluyen diversos factores como son el alto grado de divisin territorial e institucional, la falta de capacidad de los actores locales; la legislacin insuficiente, la falta de marcos de transparencia y reglamentos integrales, las lagunas de conocimiento, informacin y comunicacin, la gestin financiera irregular y la escasa rendicin de cuentas.

Para la GWP el nivel de gobernabilidad de una sociedad en relacin con la gestin del agua, se ve determinada, entre otras, por las siguientes consideraciones:

  • El grado de acuerdo social (implcito o explcito) respecto de la naturaleza de la relacin agua-sociedad.
  • La existencia de consensos sobre las bases de las polticas pblicas que expresan dicha relacin.
  • La disponibilidad de sistemas de gestin que posibiliten efectivamente, en un marco de sustentabilidad, la implementacin y seguimiento de las polticas.

En sntesis la gobernabilidad supone: capacidad de generar las polticas adecuadas y la capacidad de llevarlas a la prctica. Esas capacidades pasan por la construccin de consensos, la construccin de sistemas de gestin coherentes (regmenes: que supone instituciones, leyes, cultura, conocimientos, prcticas), y la administracin adecuada del sistema (que supone participacin y aceptacin social y el desarrollo de competencias), (Global Water Paternship, 2006), es decir la posibilidad de construir (implantar y desarrollar) arreglos institucionales armnicos con la naturaleza, competencias, restricciones y expectativas del sistema o mbito bajo consideracin.

Las respuestas en las que la sociedad participa en la gestin del agua implica la cooperacin entre las instituciones y el empoderamiento de los grupos sociales. Hay muchos ejemplos de la participacin social en la gestin del agua se implementan a nivel local, y hay una gran cantidad de conocimientos que deben ser compartida en otras regiones para llegar a una mejor gestin social del agua y aumentar el conocimiento sobre el papel de la sociedad en su conjunto. La gobernabilidad del agua no slo es una cuestin institucional, sino que tambin se basa en acciones de la sociedad civil y la participacin de todos los interesados.

En el Seminario La Gobernanza del agua: del concepto a la implementacin11 la consultora Elisa Morn de Guatemala expres la idea que frente el actual contexto en un mundo globalizado con grandes asimetras y presin continua por el crecimiento demogrfico y econmico, ambiente y el cambio climtico; hace necesario la articulacin de la gestin y la gobernanza al cumplimiento de metas y objetivos nacionales, regionales y globales ms all del sector agua, mediante planes, presupuesto y sistema de indicadores. Adems como retos ms importantes es el vincular el desarrollo de los recursos hdricos al cumplimiento de metas y objetivos nacionales y asegurar condiciones de gobernanza del agua mediante el desempeo institucional y la asistencia tcnica y financiera.

3) Los indicadores de cambio climtico que apuntan a medir a cmo las instituciones enfrentan las limitaciones que impone la variabilidad climtica.
Un tema central de la GIRH es la contemplacin en las polticas local y regional de planificacin del recurso hdrico de la adopcin de estrategias de adaptacin y mitigacin sujeto a las advertencias climticas.
Hay conceptos clave que respetar y diferenciar en su significacin. Primero, la variabilidad climtica es la manera en que las variables climticas (temperatura y precipitacin media, entre otras) difieren de algn estado promedio, ya sea por encima o por debajo de ese valor; ejemplos las sequas, inundaciones, heladas, olas de calor, etc. Segundo, el cambio climtico puede ser definido como un cambio en la tendencia de las variables climticas (y en su variabilidad) caracterizada por un relativamente suave crecimiento o decrecimiento de su valor promedio durante un determinado perodo (usualmente dcadas o ms) (Intergovernmental Panel on Change Climate IPCC, 2001).

Tercero, la adaptacin al cambio climtico son los ajustes en sistemas ecolgicos, sociales o econmicos que se desarrollan en respuesta a los estmulos climticos actuales o esperados y a sus efectos o impactos, tambin refiere a los cambios en los procesos, prcticas y estructuras para moderar los daos potenciales o para beneficiarse de las oportunidades asociadas al cambio climtico (Secretara de Ambiente y Desarrollo Sustentable, 2010). El tipo de medida de adaptacin a adoptar depende de las caractersticas de las amenazas climticas locales y de la vulnerabilidad del sistema a dichas.

Las principales influencias del cambio climtico relacionadas con la tierra se experimentarn con la cambiante disponibilidad de recursos acuferos para la agricultura, sus efectos sobre la produccin agrcola obtenible y la seguridad alimentaria, y los cambiantes requerimientos del manejo de los recursos naturales y del mantenimiento de la biodiversidad. Los cambios en la humedad del suelo y la temperatura, la evapotranspiracin y las lluvias, as como posibles incrementos en el estrs por calor, afectarn el crecimiento de algunos cultivos de tubrculos para la subsistencia y de muchos vegetales de campo abierto. Las inundaciones y sequas resultantes tendrn tambin un impacto negativo sobre la agricultura (IPCC, 2001).

La contribucin y el papel central de la GIRH para enfrentar los impactos del cambio climtico son ampliamente reconocidos. Tres elementos principales de la GIRH justifican esta visin:

(i) Reconoce el ciclo hidrolgico y a sus diferentes usuarios de forma holstica y tiene como objetivo asegurar la participacin de todos los actores con el fin de llegar a un plan integrado, en el que las actividades puedan llevarse a cabo de forma equilibrada.
(ii) Fomenta el desarrollo de instituciones fuertes, que son esenciales en la gestin equitativa y eficiente del agua.
(iii) Es una forma de gestin adaptativa que es inherentemente flexible a los cambios en la demanda y la oferta de agua.

Los retos ambientales que enfrenta la gestin del agua estn bien establecidos: la sobreexplotacin, la contaminacin, la prdida de ecosistemas y de la biodiversidad, as como los impactos en la salud pblica. Existe una relacin estrecha, mutuamente reforzada, entre la gestin del agua que busca proteger los ecosistemas y los servicios ecosistmicos que stos proporcionan para aumentar los beneficios que el agua brinda a la sociedad, es decir se aboga en una nueva relacin entre la GIRH y el ambiente, que reconozca a los ecosistemas como proveedores vitales de agua, y a los servicios de los cuales depende en gran medida la gestin del agua como: la capacidad de almacenamiento, conduccin, mejora en la calidad del agua, proteccin de zonas costeras, y la prevencin y mitigacin de desastres naturales.

Por otro lado, el reto es lograr la gestin de la demanda, en lugar de slo enfatizar medidas orientadas a aumentar el suministro de agua, este enfoque puede incluir medidas para mejorar la gestin agrcola del agua, la recarga artificial de las aguas subterrneas, la reutilizacin del agua, la reasignacin de agua entre y dentro sectores usuarios, la reforestacin en reas de captacin de agua, el control de fugas, la reduccin del consumo de agua en los hogares, el uso de los precios y cobros por el servicio de agua potable, descarga de aguas servidas o uso de infraestructura hdrica, etc.. Es ampliamente reconocido que estas medidas slo pueden ser exitosas si son diseadas e implementadas con la participacin social y el compromiso de las autoridades. Integrar el manejo del suelo y el agua es una cuestin importante de la adaptacin de la gestin del agua al cambio climtico, el pago por servicios ambientales es una accin que genera beneficios para las comunidades marginadas (Adaptacin al Cambio Climtico en las Amricas, Soluciones del Dilogo Regional de Poltica, 2012).

En esta investigacin se propone un conjunto mnimo de indicadores que contribuyan a diagnosticar e identificar problemas de la cuenca o en un sentido ms amplio a un territorio. Est claro que toda propuesta de indicadores se disea segn la necesidad propia del sistema, es decir no existe una receta universal aplicable para cualquier caso, ya sea para monitorear y/o evaluar el avance hacia una gestin integrada GIRH de algn programa o proyecto especfico relacionado con la sustentabilidad del recurso hdrico o la solucin de una problemtica en particular sobre la misma. Es decir debe contribuir a responder por lo menos las siguientes incgnitas:

1. Cunta agua se deriva a los usos humanos? Se hace en una cantidad necesaria y razonable?
Cunta agua se consume realmente y que % representa? Mejora o empeora el diagnstico a lo largo del tiempo?
2. Los usos del agua se encuentran razonablemente integrados en el ciclo hidrolgico natural?
3. Se mantienen las principales funciones o servicios ambientales del agua (mantenimiento de paisajes, espacios naturales, biodiversidad)?
4. Realizamos una gestin eficiente de los recursos y de las infraestructuras hidrulicas?
5. Aplicamos una gestin adaptativa de los recursos hdricos y teniendo en cuenta el cambio climtico?
6. Fortalecemos las instituciones para una gestin ms sostenible del agua? Los proyectos hayan tienen el financiamiento adecuado? Los roles y las competencias estn definidas?
7. En qu momento, cmo y qu modalidad se usa para activar e incentivar la participacin de las partes interesadas?
En la Tabla N 2 presentamos los indicadores asociados a un programa/proyecto de accin hipottico clasificado en gobernabilidad, tcnicos y cambio climtico; y ordenados por el marco Presin-Estado-Respuesta. En este ltimo punto, resaltamos que algunos indicadores pueden ser considerados en ms de una clase de indicador (por ejemplo, poblacin con acceso a agua potable puede ser indicador de estado o respuesta) dependiendo de la interpretacin subjetiva del grupo de profesionales y de los objetivos del programa/proyecto a evaluar y monitorear.

Formato para la descripcin correcta del indicador
1. Definicin: nombre, breve descripcin, unidad de medida, escala espacial y escala temporal.
2. Descripcin metodolgica: posicin en el marco ordenador Presin-Estado-Respuesta, indicacin de los parmetros de los valores/rangos/metas y conexiones con otros indicadores.
3. Fuentes de informacin: interna y externa, provincial y nacional.
4. Instituciones que han participado en el desarrollo de los indicadores: principales instituciones responsables y otras organizaciones.
5. Bibliografa y otras referencias.
6. Es recomendable en aquellos indicadores que lo permita su espacializacin cartogrfica ya que facilita la interpretacin de las mediciones y la elaboracin de acciones de intervencin sobre el territorio.

Monitoreo


Monitoreo


Monitoreo


Monitereo



CONCLUSIN

No existe recurso natural ms integral para la salud, el bienestar, y la prosperidad de las comunidades humanas, que el agua. La sociedad se provee de este recurso de forma legal o ilegal, en buena o mala calidad, afectando al ambiente y/o personas, aunque se disminuyan los caudales superficiales o desciendan los acuferos, con un Estado fuerte y regulador o dbil y sin intervencin. Es decir la gestin del agua es de todo los das.

Compartimos una afirmacin de Axel Dourojeanni12 que expresa que a medida que el agua sea ms escasa, de no haber una organizacin adecuada para su gestin a nivel de un sistema hdrico compartido, se generar un caos, se fomentar la inequidad, se incrementar la vulnerabilidad frente a la ocurrencia de fenmenos naturales extremos, se propagarn los conflictos, se tornar ms difcil el desarrollo de grandes obras de aprovechamiento y de regulacin del recurso, habr sobreexplotacin de fuentes, inequidad en el acceso al agua, contaminacin, deterioro de infraestructura e incapacidad para hacer frente a los efectos de inundaciones y sequas, entre otras calamidades.

Por lo tanto, es legtimo y resulta necesario que el Estado, en coordinacin con los usuarios y la sociedad civil, regule las intervenciones sobre la cuenca, para minimizar las inequidades, proteger el ambiente y apoyar el crecimiento econmico. Es esencial ubicar la gestin del agua en el nivel jerrquico que se merece, fortalecerla en forma continua y construir memoria institucional. Slo as la sostenibilidad en las polticas hdricas darn resultados positivos, por lo que es indispensable que el organismo rector del agua tenga un sistema de informacin fiable y asequible por los usuarios, integrado por un mnimo de indicadores en el cual resulte fcil su monitoreo y estn al alcance de los gestores para la toma de decisiones. que expresa que a medida que el agua sea ms escasa, de no haber una organizacin adecuada para su gestin a nivel de un sistema hdrico compartido, se generar un caos, se fomentar la inequidad, se incrementar la vulnerabilidad frente a la ocurrencia de fenmenos naturales extremos, se propagarn los conflictos, se tornar ms difcil el desarrollo de grandes obras de aprovechamiento y de regulacin del recurso, habr sobreexplotacin de fuentes, inequidad en el acceso al agua, contaminacin, deterioro de infraestructura e incapacidad para hacer frente a los efectos de inundaciones y sequas, entre otras calamidades.

Por lo tanto, es legtimo y resulta necesario que el Estado, en coordinacin con los usuarios y la sociedad civil, regule las intervenciones sobre la cuenca, para minimizar las inequidades, proteger el ambiente y apoyar el crecimiento econmico. Es esencial ubicar la gestin del agua en el nivel jerrquico que se merece, fortalecerla en forma continua y construir memoria institucional. Slo as la sostenibilidad en las polticas hdricas darn resultados positivos, por lo que es indispensable que el organismo rector del agua tenga un sistema de informacin fiable y asequible por los usuarios, integrado por un mnimo de indicadores en el cual resulte fcil su monitoreo y estn al alcance de los gestores para la toma de decisiones.

En este contexto, caracterizado por la ausencia o poca gobernabilidad del agua, los modos actuales de explotacin no sustentable y el severo riesgo de deterioro del mismo, las lentas adaptaciones que impone e impondr el Cambio Climtico (para algunos con implicancias an inciertas), resultan necesario no separar el individuo del ambiente, y el Estado de ellos, en virtud de generar vas de soluciones. Es fundamental que nos enfoquemos en la mejora de los sistemas de monitoreo para la GIRH a una escala geogrfica apropiada, a nuestro pensar la cuenca, para apoyar la toma de decisiones de poltica y adaptar nuestro marco normativo a los objetivos de desarrollo a largo plazo.

Creemos que transitar un camino hacia una GIRH es uno de los medios adecuados para alcanzar el fin ltimo de vida humana. Una buena gestin requiere una aproximacin que va mucho ms all de las declaraciones de buena intencin y, en este sentido, pensamos que la recomposicin de las prcticas sociales e individuales a nivel de cuenca (o incluso a una unidad ms pequea), hace indispensable que los organismos e instituciones encargados de la gestin, tengan un sistema de informacin basado en un conjunto de indicadores que monitoreen sobre el agua y los recursos naturales asociados, las fuentes de presiones, el estado en s mismo que se encuentran y la capacidad de repuesta de la sociedad en su conjunto. Para tal fin, sugerimos una forma de clasificacin de los indicadores bajo tres rubricas complementarias: Indicadores Tcnicos, Indicadores de Gobernabilidad e Indicadores de Cambio Climtico. Slo la continuidad en las polticas hdricas dar resultados reales y duraderos y slo as se alcanzan las metas de sustentabilidad y desarrollo, hasta ahora vistas ms en los enunciados que en los logros.


REFERENCIAS

3 Segn Guillermo Restrepo Gonzlez es el proceso de planear, organizar, dirigir, evaluar y controlar (ver artculo El Concepto y Alcance de la Gestin Tecnolgica. En:
http://ingenieria.udea.edu.co/producciones/guillermo_r/concepto.html)
4 Esta definicin fue adoptada por la Red Argentina de Capacitacin y Fortalecimiento en GIRH (Arg Cap-Net). En: www.argcapnet.org.ar
5 Aunque a partir de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Agua realizado en la ciudad de Mar del Plata en 1977 ya se empezaba hablar sobre el manejo integral del agua y la cuenca como unidad territorial ptima de planeamiento
6 Director del Centro de Economa, Legislacin y Administracin del Agua del Instituto Nacional del Agua. Subsecretara de Recursos Hdricos, Ministerio de Planificacin. Argentina.
7 A pesar de lo sostenido, el territorio de una cuenca hidrogrfica no es el nico mbito de aplicacin de una gestin integrada. Pues en muchos casos los lmites naturales de los cursos superficiales de sta no coincide: (i) hidrolgicamente con los lmites de las aguas subterrneas, (ii) polticamente con los limites polticos administrativos y (iii) institucionalmente no coincide en muchos casos con los mbitos de accin de los organismos pblicos y privados (CEPAL, 2002).
8 Los inventarios de informacin de cuenca incluyen datos: caractersticas biofsicas y del ecosistemas; hidrologa e hidrogeologa de la cuenca; uso y cambios anticipados de la tierra; mejores prcticas de gestin; cantidad y calidad del agua, extracciones y descargas; fuentes de contaminacin puntual y no puntual; indicadores socioeconmicos; aspectos demogrficos y poblacin.
9 El uso de indicadores como instrumento para el proceso poltico es una prctica habitual en la mayora de los sectores. En el terreno ambiental y en el marco de los pases de la Unin Europea, el desarrollo de planes nacionales de poltica ambiental comienza a darse a mediados de los 80. Es entonces que frente la creciente demanda de informacin ambiental, til en espacio y tiempo para prever situaciones ambientales y capaces de servir a un proceso poltico preventivo, se justifica el avanzar con carcter prioritario en el desarrollo de indicadores y sistemas de indicadores, estos aspectos han quedado explcitamente reflejados en los documentos de trabajo del Grupo de Expertos del Grupo de Revisin de la Poltica Ambiental de la Comisin Europea (Manteiga, L., 2000). Por otro lado, con el tiempo los indicadores asociados al ambiente han evolucionado desde una perspectiva temtica y sectorial hasta encontrar indicadores modernos considerados de tercera generacin para medir el grado de sostenibilidad de recursos naturales y su interrelacin con el medio antrpico.
10 Para ms informacin se puede analizar la clasificacin de indicadores territoriales (para nosotros pueden ser incluirse como tcnicos) que adopta la Ley N 8051 de Ordenamiento Territorial y Usos del Suelo de Mendoza: (i) Fsico-natural. (ii) Actividades y agentes. (iii) Valores. (iv) Espacios adaptados. (v) Sistema legal y administrativo para la gestin.
11 Ciudad de Mxico, 23 de febrero de 2012. Organizado por el Instituto Nacional Tecnolgico del Agua.
12 Editorial de la Carta Circular N 34, Junio 2011. Red de Cooperacin en la Gestin Integral de Recursos Hdricos para el Desarrollo Sustentable en Amrica Latina y el Caribe. Naciones Unidas, Comisin Econmica para Amrica Latina y el Caribe (CEPAL).



Abraham, E. (2006). Indicadores de desertificacin para America del Sur. E. M. Abraham y G. b. Beekman Editores, BID.
Adaptacin al Cambio Climtico en las Amricas, Soluciones del Dilogo Regional de Poltica (2012). Resumen Ejecutivo del Dilogo Regional de Poltica de Agua y Adaptacin al Cambio Climtico en las Amricas.
Ballester C. y Mutto Quiroga E. (2005). Aspectos a integral en el manejo de cuencas hidrogrficas. Presentacin de informe en CONAGUA 2005.
Brandt, J. y Geeson, N. Desertificacin e indicadores. Revista Lucinda, Serie folletos A, Nmero N 2. Facultad de Ciencias Sociales y Humansticas. Universidad Nacional de Lisboa. Portugal.
Calder, I. R. (1999). The blue revolution: land use and integrated water resources management. Earthscan, London.
Carta Circular N 34 (2011). Red de Cooperacin en la Gestin Integral de Recursos Hdricos para el Desarrollo Sustentable en Amrica Latina y el Caribe. Naciones Unidas, Comisin Econmica para Amrica Latina y el Caribe (CEPAL).
CEPAL (2002). Gestin del Agua a nivel de cuencas: teora y prctica. Por Dourojeanni, A.; Jouravlev, A. y Chvez, G. Divisin de Recursos Naturales e Infraestructura. Santiago de Chile.
CEPAL (2003). Los municipios y la gestin de los recursos hdricos. Por Jouravlev, A. Divisin de Recursos Naturales e Infraestructura. Santiago de Chile.
Comisin sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (1996). Indicadores de desarrollo sostenible. Marco y metodologas, Nueva York.
Garca de Panelli, A. M. (2000). Los indicadores en las polticas de reforma universitaria argentina: balance de la situacin actual y perspectivas futuras. En: Indicadores universitarios. Tendencias y experienacias internacionales. EUDEBA. Ministerio de Educacin de la Argentina.
Ginastera (2000). Comentarios a la exposicin de Bahram Bekhradnia. En: Indicadores universitarios. Tendencias y experienacias internacionales. Ministerio de Educacin de Argentina. EUDEBA
Global Water Paternship (2000). Manejo integrado de recursos hdricos. Asociacin Mundial del Agua. Comit de Consejo Tcnico (TAC). Tac Background Papers N 4, 76 p.
Global Water Paternship (2006). Gobernabilidad Efectiva del Agua. Comit de Consejo Tcnico (TAC). ISBN: 91-974559-7-0. Versin en espaol.
Global Water Paternship (2009). Manual para la Gestin Integrada de Recursos Hdrico en Cuencas. Global Water Paternship y Red Internacional of Basin Organization. 111p.
Fasciolo, G. (coordinadora); Buccheri, M. J., et al. (2010). Futuro Ambiental de Mendoza: escenarios. 1a ed. Mendoza: Editorial de la Universidad Nacional de Cuyo EDIUNC ISBN 978-950-39-0263-9
Fasciolo, G., Puebla, P., et al (2011). Construccin de indicadores de gestin de cuencas: marco terico, ejemplos y casos. Documento Sntesis del Taller Indicadores de Gestin de Cuencas organizado por la Red Arg Cap-Net. Buenos Aires, Argentina, 9 y 10 de setiembre 2010. INA, CELA. (Indito).
Hardi, P y Pinter, L., (1995), Models and Methods of Measuring Sustainable Development Performance: Revised draft discussion paper prepared for the Sustainable Development Coordination Unit, Executive Council, Government of Manitoba, International Institute for Sustainable Development, Winnipeg, Manitoba, Canad.
Intergovernmental Panel on Change Climate (2001). Cambio Climtico 2001. Tercer informe de evaluacin. Aprobado en plenario del IPCC XVIII, Wembley, Reino Unido, 24-29 de septiembre de 2001.
International Water and Sanitation Center (2006). La gestin integrada de los recursos hdricos y el subsector de agua y saneamiento domstico. Por Moriarty, P. (IRC), Butterworth, J. (IRC) y Batchelor, C. ISBN: 978-90-6687-063-5.
International Network of Basin Organization, INBO (2009). Handbook for the use of IWRM key performance indicators in African transboundering basins. En: http://www.aquacoope.org/PITB, mayo 2012.
Ley Nacional N 26438/2008. Consejo Federal Hdrico. En:
http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/145000-149999/149387/norma.htm
Manteiga, L. (2000). Los indicadores ambientales como instrumento para el desarrollo de la poltica ambiental y su integracin en otras polticas. Terracentro para la poltica ambiental. Publicado en: estadstica y medio ambiente. 2000. Instituto de estadstica de Andaluca. Sevilla. Espaa, pp: 75-87
FAO. Marco de Referencia e Indicadores Medioambientales de Presin-Estado-Respuesta. En: http://www.fao.org/ag/againfo/programmes/es/lead/toolbox/Refer/EnvIndi.htm#References
Organisation for Economic Co-Operation and Development OECD (1993). "Cuerpo de indicadores para revisiones de desempeo medioambiental de la OECD". OECD Environment Monographs N 83. OECD/GD (93) 179. 39pp. Pars.
Principios rectores de Poltica Hdrica en Argentina. En: http://www.cohife.org.ar/PrincipiosRPH.html
Programa de Desarrollo Institucional Ambiental PRODIA (1999). Estructuras institucionales para el manejo de cuencas hidrogrficas. Valle de Uco, provincia de Mendoza.
En: http://www.cricyt.edu.ar/ladyot/pid/index.htm
Puebla, P. (2010). En entrevista realizada por Graciela Fasciolo en setiembre 2010 en el marco del Documento final sobre el Taller de Indicadores de Gestin de Cuencas realizado en 2010 por la Red Arg Cap-Net, Buenos Aires, Argentina.
Quiroga Martnez, R. (2009). Gua metodolgica para desarrollar indicadores ambientales y de desarrollo sostenible en pases de Amrica Latina y el Caribe. Naciones Unidas, CEPAL, Santiago de Chile, 129p. (Serie Manuales 61).
Restrepo Gonzlez, G. El Concepto y Alcance de la Gestin Tecnolgica. En http://ingenieria.udea.edu.co/producciones/guillermo_r/concepto.html
Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable (2006). Sistema de indicadores de desarrollo sostenible. Argentina.
Secretara de Ambiente y Desarrollo Sustentable (2010). Manual Vulnerabilidad y Adaptacin al Cambio climtico para la Gestin y Planificacin local. Argentina. En:
http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/UCC/file/ManualVulnerabyAdap.pdf
Schuschny, A. y Soto, H. (2009). Gua metodolgica. Diseo de indicadores compuestos de desarrollo sostenible. CEPAL, (Documento de proyectos N 255).
United Nations Economic Commission for Europe (2003). Chapter 3. Singing progress: indicators mark the way. En: http://www.unesco.org/water/wwap/wwdr/wwdr1/pdf/chap3.pdf
Unin Europea (1998). Hacia Indicadores de Presin Medioambiental para la Unin Europea. Primera Edicin 1998 (Towards Environmental pressure Indicators for the EU First Edition 1998).
Vich, A. y Gudio, M. (edts) (2010). Amenazas naturales de origen hdrico en el centro oeste rido de Argentina. Diagnstico y estrategia para su mitigacin u control en el Gran San Juan y Gran Mendoza. Editorial de la Fundacin de la Universidad Nacional de San Juan. Zeta editores. Argentina. ISBN: 9 789879 126998.
Vich, A. (2010). Exposicin en Panel El sistema hdrico como determinante del ordenamiento territorial. Curso Gestin Integral de los Recursos Hdricos en Accin, 15 al 19 de noviembre de 2010. Maestra en Gestin Integral de los Recursos Hdricos, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina.



Por: Mauricio Jos Buccheri y Eduardo Alejandro Comellas
Fuente: www.ina.gov.ar




VER ARCHIVO DE ARTCULO