Ud. está en: Contenidos > Seguridad y Medicina> Seguridad Industrial> Seguridad en Mquinas. Parte 2

Seguridad en Mquinas. Parte 2

Fecha de Publicación: 28/4/2011

PRACTICAS SEGURAS

El resguardar el equipo es de elemental importancia para la eliminacin de los accidentes causados por mquinas, pero los resguardos solos no son suficientes. De aqu que el personal que trabaja cerca de equipo mecnico o el operador de una pieza de maquinaria, debe mantener un saludable respeto por los resguardo.

Bsicamente, si el trabajo de un empleado es operar una pieza de equipo mecnico, debiera instrursele en todas las precauciones de seguridad relacionadas con la operacin segura de la mquina, antes de que se le permita manejarla. Esto se aplica tambin a los operadores experimentados, al menos hasta que el supervisor est seguro de que dichos operadores conocen los riesgos involucrados.

Lo mismo se aplica al personal que no opera una mquina pero que trabaja cerca de equipo mecnico. Los procedimientos debieran establecerse positivamente a fin de que no haya un mal entendimiento, y la supervisin debiera ser tal, que no tolere ninguna desviacin de las siguientes prcticas de trabajo seguro:

  1. Ningn resguardo debiera ajustarse o quitarse por ninguna razn, por nadie, a menos que, (a) se tenga permiso especfico dado por el supervisor, (b) que la persona interesada se halle especficamente preparada, y (c) que el ajuste de la mquina se considere una parte normal de su trabajo.
  2. Ninguna mquina debiera ser puesta en marcha a menos de que los resguardos se hallen en su lugar y en buenas condiciones. Los resguardos faltantes o defectuosos debieran reportarse inmediatamente al supervisor.
  3. Siempre que se quiten los resguardos o dispositivos para hacer reparaciones o ajustes o dar servicio al equipo (lubricacin y mantenimiento), debiera cortarse la corriente al equipo y poner candado al interruptor principal y colocar en l una tarjeta de aviso.
  4. No debiera permitrsele al personal trabajar en equipo mecnico o cerca de l cuando use corbatas, ropa suelta, relojes, anillos u otros objetos similares.


REQUISITOS PARA RESGUARDOS ADMISIBLES


Algunos de los requisitos para un resguardo aceptable fueron presentados en la informacin anterior. En adicin, hay otros puntos que deben considerarse. Cualquier resguardo debiera tener las siguientes caractersticas:

  1. Cumplir con las normas IRAM.
  2. Ser considerado una parte permanente de la mquina o equipo.
  3. Proporcionar una mxima proteccin positiva.
  4. Evitar el acceso a las zonas peligrosas durante la operacin.
  5. No debilitar la estructura de la mquina.
  6. Ser conveniente; no debe interferir la operacin eficiente de la mquina ni causar incomodidad al operador.
  7. Ser diseado para el trabajo especfico y la mquina especfica, con provisiones para la lubricacin, inspeccin, ajuste, y reparacin de las partes de la mquina.
  8. Ser durable, resistente al fuego y ala corrosin y fcilmente reparable.
  9. Estar construido suficientemente fuerte para resistir el uso y golpes normales y para soportar un uso prolongado con un mnimo de mantenimiento. No debiera, en s mismo, presentar riesgos tales como astillas, puntos de opresin, puntos de corte, esquinas agudas, orillas rasposas, u otras fuentes de lesin.

Si es posible, los resguardos que cubren partes giratorias debieran estar interconectadas con la propia mquina, a fin de que sta no pueda operarse a menos de que el resguardo est en su lugar.

Cuando se tiene un proyecto la instalacin de resguardos, debiera consultarse a las personas especficamente interesadas en ellos. Debieran tenerse las opiniones de los operadores de las mquinas, de los supervisores, instaladores y gente de mantenimiento, fabricantes, aceitadores, y electricistas. El manufacturero tiene generalmente disponibles para su propio equipo, resguardos que son superiores a cualesquier otros que pudieran instalarse.

Debiera consultarse al fabricante si el resguardo que se proyecta puede cambiar el diseo original del equipo. Tambin, debiera consultarse cualquier cdigo pertinente antes de que se tome una accin definitiva.


MATERIALES


El material preferible para resguardos es, en la mayora de los casos, el metal.

Los armazones de los resguardos se hacen generalmente con hierro estructural, tubo, soleras, barras, o material redondo. El material de recubrimiento generalmente es lmina de metal slido o desplegado o perforado o malla metlica (figura 9). El uso de plstico o de cristal de seguridad donde se requiere visibilidad, es tambin una prctica generalizada.

Los resguardos hechos de madera tienen aplicacin limitada. Su falta de durabilidad y resistencia, su relativamente alto costo de mantenimiento y su combustibilidad, son objetables. Los resguardos de madera, particularmente cuando se impregnan de aceite, pueden quemarse debido a operaciones de soldadura cercanas, a chumaceras sobrecalentadas, a friccin de bandas, o por instalacin elctrica defectuosa y por cualesquiera otras fuentes de calor.

Los resguardos de madera tienen frecuentemente la ventaja del bajo costo inicial, y resisten salpicaduras de humos y substancias qumicas corrosivas. Sin embargo, en la mayora de los casos tales condiciones pueden ser mejor eliminadas mediante un apropiado diseo o con equipo exhaustor o de ventilacin.

Donde es un factor importante la resistencia a la corrosin o el posible dao a las herramientas y a la maquinaria, se usan a veces resguardos de aluminio o de otro metal liviano. Los resguardos de plstico estn siendo ms usados donde la inspeccin de las partes mviles es necesaria y donde la resistencia puede sacrificarse. El cristal inastillable es usado similarmente, en particular donde la iluminacin de las partes resguardadas constituye un problema y donde la flexibilidad del plstico no se requiere. El cristal de seguridad y los plsticos usados donde hay riesgo de que partculas que saltan o rebabas, empaen o rayen su superficie, pueden protegerse con cristales sobrepuestos, baratos y fcilmente reemplazables.

Cuando no puede hacerse un resguardo que excluya la pelusa, debiera proveerse ventilacin. Debieran dejarse ventilas lo suficientemente pequeas que no permitan meter la mano, hechas en la base de los resguardos grandes para permitir que caiga por ellas la pelusa. Los resguardos ms grandes debieran tener tambin un acceso con puertas que se cierren solas, para permitir la limpieza con cepillo, manguera de vaco o aire comprimido.

La superficie lisa de los resguardos de lmina metlica puede, por supuesto, limpiarse tan rpidamente como las paredes y pisos y otros exteriores de la mquina.


INSPECCION Y MANTENIMIENTO

La inspeccin de los resguardos de las mquinas debiera ser considerado como parte importante del programa regular de inspeccin de la planta y del mantenimiento de resguardos. Tales inspecciones son necesarias porque los trabajadores tienen la tendencia a operar una mquina sin resguardo, si el resguardo no est funcionando apropiadamente o si ha sido removido para reparacin. Adems, las inspecciones regulares descubren la necesidad de reparacin de las propias mquinas lo cual, si se descuida, puede resultar posteriormente en un trabajo ms caro.

La revisin de cada tipo de mquina hace ms fcil el trabajo y constituye un registro de conveniente prosecucin. Las listas de revisin debieran ser tan breves como fuese posible, pero incluyendo todos los puntos de inspeccin necesarios.

La responsabilidad del profesional en seguridad incluye la revisin constante de las condiciones de los resguardos, la imposicin de su uso y evitar que se entorpezca su funcionamiento. Tambin debiera ver que las mquinas a las cuales se les hubiesen quitado los resguardos para su reparacin. estn cerradas o que tengan resguardos temporales.


LUBRICACIN

La lubricacin correcta es esencial para seguridad y como proteccin contra incendio, as como para el buen mantenimiento. La falta de lubricacin contribuye al peligro de incendio o a la descompostura de una mquina al causar calor excesivo, o dao a la superficie de las partes mviles.

Consecuentemente, el profesional de seguridad debiera investigar los mtodos de seguridad empleados por su compaa, asegurndose de que son conforme a las prcticas de seguridad para lubricacin, mencionadas en las recomendaciones que aqu se enumeran.

La prctica normal de lubricacin requiere que se coloquen charolas de goteo bajo todas las chumaceras elevadas, excepto en chumaceras autolubricadas.

La lubricacin automtica es ms segura que la aplicacin directa de aceite y grasa a una chumacera o a otra parte, usando una aceitera o una pistola de engrasar.

Las aceiteras automticas pueden ser de alguno de los siguientes tipos:
Aceiteras capilares.
Aceiteras de mecha.
Aceiteras de anillo y cadena.
Aceiteras de alimentacin por gravedad.
Aceiteras de alimentacin por bomba.
Lubricadores de cartucho.
Neblina de aceite.

La lubricacin a control remoto puede adaptarse prcticamente a todas las mquinas a fin de que el aceitador no necesite acercarse a las partes mviles. Si las tazas de grasa o aceite estn en la zona peligrosa de una mquina o quedan escondidas bajo los resguardos, pueden generalmente instalarse tubos de extensin para grasa y aceite. Ordinariamente no se usan cuando el aceite o la grasa puede congelarse en tubos.

Las partes de maquinaria que deban lubricarse peridicamente deberan tener por lo menos boquillas para engrase con pistola a presin, ms bien que graseros de copa que necesitan que haya una abertura en el resguardo.

En muchos casos, una manguera larga, o descarga por gravedad o por alimentacin forzada de aceite pueden permitir al engrasador que permanezca fuera de peligro mientras ejecuta su trabajo. (figura 10). Con tal equipo puede aceitar chumaceras elevadas desde el piso o desde una plataforma o pasillo de mantenimiento. Los receptculos de aceite pueden colocarse en chumaceras individuales con dispositivos de control operados con herramientas de mano.

Hay tambin sistemas sencillos de lubricacin en los que el aceite o la grasa son forzados desde un lugar seguro, a travs de
chumaceras, mediante una bomba de mano o por presin de aire.




Los depsitos de aceite debieran limpiarse peridicamente para quitar el sedimento que pudiera haberse acumulado. Las tuberas deben soplarse para tener la seguridad de que se hallan libres y deben revisarse para evitar que tengan zonas aplastadas que impidan la llegada del lubricante hasta las partes de la mquina.

Muchas compaas han instalado termopares a las chumaceras en lugares no fcilmente visibles, para detectar y dar aviso del calor excesivo resultante de la falta de lubricacin.

Un reciente mejoramiento de las prcticas de lubricacin es la formacin de una cuadrilla de aceitadores dentro del departamento de mantenimiento. Este grupo est formado por empleados y trabajadores con conocimientos especiales en lubricantes y los requisitos y prcticas de lubricacin. Los aceitadores son asignados a zonas especficas y se les hace responsables de mantener todo el equipo lubricado en esas reas.

El establecimiento de este procedimiento ha permitido ahorros substanciales, mediante servicios de almacenaje mejorados (figura 11), mejor control de las prcticas de lubricacin, y, en la mayora de los casos, por "standarizacin" de los lubricantes usados en la planta y la consecuente reduccin de cantidades requeridas.

Algunas compaas han adoptado cdigos de lubricacin, basados en colores y en smbolos geomtricos, para indicar los requisitos y frecuencia de la lubricacin. Se han suministrado medios a los aceitadores para firmar y anotar la fecha cada vez que se da servicio a una mquina.


DISEO


El resguardo de maquinaria abarca dos reas principales: las partes de transmisin y la zona de operacin. El equipo de transmisin incluye todas las partes mviles que transmiten fuerza del motor a la zona de operacin; esta ltima es de zona o lugar de una mquina en la cual se desarrolla el trabajo, tal como, formado, corte, engrapado o esmerilado.




Algunos principios de resguardo de mquinas son igualmente aplicables tanto a las partes de transmisin como al rea de operacin. Puesto que las partes de transmisin son bsicas en cualquier mquina, es ms fcil establecer mtodos efectivos para resguardarlas, que para la zona de operacin.

En general, hay escasez de informacin para el diseo de resguardos para la zona de operacin. Sin embargo, el Comit de Ingeniera de la National Association of Mutual Casualty Companies, trabajando con material de investigacin desarrollado originalmente por el Departamento de Servicio de Plantas Industriales de la Liberty Mutual Insurance Company, ha establecido una excelente informacin para resguardos en el punto de operacin. La publicacin, Safe Openings for Some Point of Operation Guards, dice:

"Ha sido una prctica comn en el diseo de resguardos para el punto de operacin, el trabajar sobre la base de que cualquier abertura que no sea mayor de 1 cm. de ancho o alto (la longitud es indeterminada) es relativamente segura, ya que no permitira la entrada de ninguna parte considerable de la mano dentro del resguardo.

"En muchos casos, sin embargo, una abertura de 1 cm. no es suficiente espacio para pasar el material en proceso a travs de ella o bajo el resguardo. Como el ancho (o altura) de la abertura se aumenta para permitir la entrada del material, el espacio adicional permite al operador introducir suficientemente la mano dentro del resguardo.

"Bajo tales condiciones ya no es posible evitar la introduccin de alguna parte de la mano dentro del resguardo. El problema est en detener el movimiento de la mano dentro del resguardo a una distancia segura de la zona de peligro.

"La figura 12, ilustra la detencin del movimiento de la mano fuera del resguardo, usando una abertura de 6.5 mm. La figura 13 ilustra cmo puede pararse una mano en su movimiento hacia la zona de peligro, mediante el contacto entre alguna porcin de la mano y el resguardo en un punto donde, aunque los dedos estuviesen dentro del resguardo no pudieran moverse ms hacia la zona de peligro. En ambas ilustraciones, las puntas de los dedos son detenidos aproximadamente a la misma distancia (C) de la zona de peligro. La distancia (X), sin embargo, es variable.

Las figuras 12 y 13 son bosquejos diagramticos de Ias condiciones halladas en relacin con el peligro de opresin en rodillos de giro hacia dentro, donde se usa una mesa de alimentacin. Sin embargo, hay muchos otros tipos de riesgos en el punto de operacin, donde existen las mismas condiciones o similares, en las que se requiere una abertura mayor de 1 cm. para el diseo de un resguardo.

"La figura 14 ilustra el riesgo en una cortadora vertical, y la figura 15 muestra un peligro de opresin de rodillo, en donde no se usa una mesa de alimentacin.

En ambos de estos ejemplos debe determinarse la localizacin adecuada del resguardo (Dimensin X) para el uso de la abertura requerida (Y).

"Basndose en las formas ms usuales de riesgos en el punto de operacin, se construyeron modelos de prueba semejantes a los tipos de resguardos comnmente usados.

Probando en estos dispositivos diferentes tamaos de abertura con distintas manos (de hombres y de mujeres) se obtuvo una informacin relativa a las aberturas y localizacin de los resguardos como gua para los diseadores de stos. Otro propsito de las pruebas fue el verificar los procedimientos de terminacin de las dimensiones seguras de las aberturas.


DISPOSITIVOS DE PRUEBA


"Ajustando el lado vertical del dispositivo que se muestra en la figura 17, en varias posiciones, es posible determinar las alturas, a distancias seleccionadas de la zona de peligro, que eviten un avance hacia adelante de la mano, hasta una posicin peligrosa.

"El fondo del calibrador es en realidad el equivalente de una mesa de alimentacin o de la superficie de la mesa de la mquina. Por lo tanto, los resultados de los tanteos con este dispositivo estn restringidos a las instalaciones donde la palma de la mano se apoya en una superficie plana con los dedos extendidos bajo un resguardo o a travs de la abertura de un resguardo.

"La figura 18 ilustra el equipo de prueba usado en el estudio de aberturas horizontales donde no exista una mesa de alimentacin o apoyo para la palma de la mano o del antebrazo. La figura 19 muestra uno de los dispositivos de prueba usados en un estudio de la cortadora vertical, como se halla en operaciones ordinarias de prensas.

"Pueden hacerse varios arreglos en la barra horizontal (A) de la barra vertical (B), para representar la abertura requerida para alimentar el material. Las unidades (C) y (D) representan ranuras de observacin, aberturas para la insercin de herramientas de mano, etc., al frente del resguardo. Las unidades pueden colocarse con objeto de hacer pruebas, a diferentes distancias del punto de corte.

"La figura 20 muestra un dispositivo de prueba hecho para estudiar el movimiento de la mano a travs de una abertura de 1 cm., bajo diversas condiciones. La barra a la izquierda de la figura, representa una condicin de golpe controlado a 1 cm.