Ud. está en: Noticias > Sustentabilidad, una prioridad inevitable

Sustentabilidad, una prioridad inevitable

Est surgiendo un nuevo modelo de responsabilidad social empresaria que no tiene nada que ver con el dinero.

Está surgiendo un nuevo modelo de responsabilidad social empresaria que no tiene nada que ver con el dinero.Es que esa transparencia de las empresas es fundamental para la transición hacia una economía sustentable y eso implica dar a todos los stakeholders (empleados, clientes, proveedores y miembros de la comunidad) el derecho a exigir a las empresas que se hagan cargo del mal desempeño y a orientar el financiamiento hacia las que estén trabajando para cumplir con las metas de desarrollo sustentable.

En cuanto al modelo que emerge, trae una novedad. La idea según la cual una empresa privada puede también donar "datos" y "habilidades analíticas", que apareció por primera vez en la escena global en el Foro Económico Mundial de Davos de 2011, y que ahora comienza a ser visible.

Sin embargo, en esta ocasión, la agenda aparece dominada por un hecho coyuntural de alto impacto. El equilibrio se ha alterado en este momento por la repercusión que tuvo la decisión del gobierno estadounidense al retirarse del Acuerdo de París, trabajosamente obtenido a finales de 2015.

El clima y el medio ambiente parecen monopolizar la totalidad de la agenda de la sustentabilidad. Hay que reconocer la nueva realidad, pero no perder de vista las dimensiones reales del tema.

La retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París es muy desafortunada, pero no es el fin del mundo. Algo positivo ha tenido: salvo que aparezcan algunos otros imitadores, el resto del planeta mantiene firme su decisión de luchar activamente contra la degradación climática.

Incluso dentro de Estados Unidos, hay varios estados encabezados por California y Hawai que pretenden cumplir, en los términos acordados en la capital francesa por el ex presidente Barrack Obama, las metas sobre combate contra el cambio de clima (la agrupación es llamada "la alianza climática de Estados Unidos").

El envión de París continúa, entre otras cosas, porque los empresarios han descubierto que es un buen negocio operar en el campo de las energías renovables y en de las industrias que las sirven.

El Sol
Viernes 1 de Septiembre de 2017

Visite nuestros contenidos de
IMPACTO AMBIENTAL