• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
¿Qué tipos de generación de energía deben privilegiarse en la redefinición de la matriz energética argentina?
Nuclear
Hidroeléctrica
Solar
Eólica
No se necesita redefinición

 


Fecha de Publicación: 21/2/2005
Toxicología - Informes

Intoxicaciones de origen laboral- Parte I


INTRODUCCIÓN


En el medio laboral es frecuente la manipulación y el contacto con sustancias tóxicas y peligrosas bien como materias primas, intermediarios de síntesis, materias de aporte, productos disolventes o de limpieza entre otras muchas. De 30.0000 a 60.0000 sustancias químicas son habitualmente utilizadas en la agricultura y la industria. Cada año son propuestas más de 2.000 nuevas moléculas de las cuales entre 500 a 1.000 son introducidas en el mercado 1 y el continuo avance de la química industrial permite suponer cifras superiores en breve. 


Frente a esta multiplicidad y diversidad de los productos utilizados, los conocimientos sobre la toxicidad y los mecanismos de acción de las sustancias químicas industriales están muy fragmentados y a menudo los trabajadores se ven expuestos a nuevos productos mucho antes de que se conozca con profundidad su acción tóxica. Por otro lado, en la actividad industrial raramente se emplean productos puros, ya que fue con mayor frecuencia se utilizan compuestos de varias sustancias.

Los efectos tóxicos individuales de éstas pueden ser conocidos, pero en las mezclas, además de una superposición de los efectos, pueden darse fenómenos de interacción entre los tóxicos, lo que conlleva un aumento (sinergia, potenciación) o una reducción (antagonismo) de las manifestaciones tóxicas por el hecho de su acción conjunta.


En los cuadros de intoxicación de carácter agudo, la inmediatez de la aparición de la sintomatología tras la exposición facilita la relación del cuadro con el medio laboral pero en los de carácter subagudo, crónico o diferido es mucho más difícil el reconocimiento del origen laboral del proceso.

Las intoxicaciones agudas y floridas por plomo, mercurio o manganeso atendidas por los profesionales de la Medicina del Trabajo en el siglo pasado no se encuentran hoy, en cambio son más frecuentes los cuadros inespecíficos: malestar, cefalea, alteraciones endocrinas, etc., que pasan desapercibidos. El desconocimiento de las sustancias que se utilizan, los datos incompletos sobre sus efectos tóxicos, la mezcla de productos, la manipulación sin que se adopten las medidas preventivas adecuadas propicia la aparición de cuadros de intoxicaciones laborales.

Por otro lado, los cambios que se están produciendo en las relaciones empresariales, la externalización de las actividades peligrosas o las menos cualificadas a otras empresas o su contratación a Empresas de Trabajo Temporal hace que el riesgo se desplace desde los sectores tradicionalmente con más riesgo (agricultura e industria) al sector de servicios que no se relaciona “a priori” con riesgo tóxico.


La reglamentación legal española determina que es responsabilidad del empresario el tratamiento de las enfermedades que el trabajador contraiga por causa de su trabajo; para la prestación de esta tarea asistencial los empresarios se asocian en una Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social (MATEPSS). Sin embargo, por los distintos motivos que se están analizando, muchas veces el tratamiento de las intoxicaciones laborales es realizado por personal sanitario del sistema público de salud en lugar de en la MATEPSS correspondiente.


Para conseguir un abordaje terapéutico adecuado de las intoxicaciones es imprescindible identificar los agentes causales, por ello en aquellas producidas por sustancias utilizadas en el medio laboral es necesario su origen profesional. El proceso de identificar una patología es un camino que se inicia con la sospecha clínica y concluye en la confirmación diagnóstica. La sospecha nace de la información que se obtiene del paciente en la anamnesis y los datos registrados en la historia clínica y son la exploración y las pruebas complementarias las que confirman o eliminan las hipótesis iniciales.

Sin una sospecha adecuadamente sustentada difícilmente se llegará al reconocimiento de la enfermedad. Por ello, es importante adquirir el hábito de requerir información exhaustiva sobre los datos relacionados con la actividad laboral, productos que utiliza, forma de empleo y medidas preventivas que utiliza un trabajador durante la anamnesis ya que constituye una herramienta básica y necesaria para la identificación de aquellas patologías relacionadas con la actividad laboral que puede presentar el paciente.

RIESGO DE INTOXICACIÓN EN EL TRABAJO


En España no existen registros oficiales de trabajadores expuestos a agentes químicos durante su actividad profesional.

Es posible obtener una idea aproximada de esta situación partir de los datos de las encuestas de Condiciones de Trabajo que se realizan periódicamente.

En la 4ª Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo de 1999 2 , el 27,7% de los trabajadores estudiados referían estar expuesto a contaminantes químicos, ya sea por inhalación de polvos, humos, vapores, gases, etc., o por manipulación de productos nocivos o tóxicos.

El 17,1% de los trabajadores manipulaban en su puesto productos nocivos o tóxicos. La manipulación era más frecuente en el sector Industria (27,1%) y, dentro de dicho sector, en la rama química.


Valores de exposición muy semejantes se observan en la 1ª Encuesta de Salud y Condiciones de Trabajo de Navarra de 1997, donde uno de cada 4 trabajadores entrevistados dice respirar polvos, humos o gases nocivos o tóxicos (25,9%), y el 16,9% de la muestra refiere utilizar sustancias o productos tóxicos, especialmente en la industria manufacturera y química y más del 83% de los agricultores 3 .

Otra fuente de información sobre exposición a agentes químicos en el trabajo en Navarra es el Directorio de Servicios de Prevención del Instituto Navarro de Salud Laboral que recopila datos de las actuaciones sanitarias de prevención de riesgos laborales que se desarrollan en las empresas.

Entre otros, registra el conjunto mínimo de datos sobre trabajadores expuestos a riesgos laborales en su puesto de trabajo, e informa que están expuestos a riesgos de tipo químico el 18% de trabajadores en cobertura por un servicio de prevención 4 .

En la tabla 1 se presentan estos datos distribuidos por sectores de actividad económica.

BIBLIOGRAFÍA

1. Cárdenas A, Álvarez E. Introducción a la toxicología industrial. En: Manual de Salud Laboral. Sanz-Gallén P, Izquierdo J, Prat Marín A. Ed. Springer-Verlang-Ibérica, 1995: 85-98.

2. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. IV Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo (1999) www.mtas.es/Insht/index.htm.

3. Instituto Navarro de Salud Laboral. Informe sobre el control de la actividad sanitaria y el conjunto mínimo de datos de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales. Pamplona, 2002.

4. Instituto Navarro de Salud Laboral. Encuesta Navarra de Salud y Condiciones de Trabajo. 1997. Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra. Pamplona, 1998.
 
5. Real Decreto 1995/1978 de 12 de mayo. Cuadro de Enfermedades Profesionales en el sistema de la Seguridad Social.

6. Eurostat, Working Papers. Estadísticas Europeas sobre Enfermedades Profesionales. “Evaluación de los datos piloto de 1995”.

7. García-Gómez M. ¿Para cuándo las enfermedades profesionales? Arch Prev Riesgos Labor 1999; 2: 1-3.

8. Cilveti MS, Cipriáin C, Lezáun M, Artieda L. Accidentes de trabajo producidos por agentes químicos en Navarra durante el año 2000. Medicina y Seguridad del trabajo 2001; 188: 61-68.

9. Instituto Navarro de Salud Laboral. Lesiones Profesionales: Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Año 1998. Período 1991-1998. Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra. Pamplona, 2000.

10. Instituto Navarro de Salud Laboral. Lesiones Profesionales: Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Año 1999. Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra. Pamplona, 2001.

11. Instituto Navarro de Salud Laboral. Lesiones Profesionales: Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Año 2000. Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra. Pamplona, 2002.

12. Anuario de Estadísticas Laborales y de Asuntos Sociales 2001; Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2002.

13. Anuario de Estadísticas Laborales y de Asuntos Sociales 1999; Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2000.

 



Otras entregas de este suplemento:
 
  Toxicología - Informes
::
Adhesivos sintéticos: riesgo higiénico de resinas y otros componentes
::
Agentes cáusticos - 1º Parte
::
Agentes cáusticos - 2º Parte
::
Aminas aromaticas y sus derivados
::
Cancerígenos químicos
::
Criterios para la vigilancia de los trabajadores expuestos a los derivados halogenados de los hidrocarburos alifáticos
::
Criterios para la vigilancia de los trabajadores expuestos a los derivados halogenados de los hidrocarburos aromáticos
::
El dióxido de carbono en la evaluación de la calidad del aire interior
::
El radón y sus efectos sobre la salud
::
Eteres en general
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte II
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte III
::
Metales-Parte I
::
Pesticidas: clasificación y riesgos principales
::
Pesticidas: Medidas de seguridad - 2º Parte
::
Pesticidas: Practicas de seguridad para cuando se trabaja con quimicos agricolas
::
Pesticidas: Riesgos e identifiación de los pesticidas - 1º Parte
::
Plaguicidas organofosforados 1º Parte
::
Plaguicidas organofosforados 2º Parte
::
Plomo- Parte I
::
Plomo- Parte II
::
Plomo- Parte III
::
Prevención de la exposición a glutaraldehído en hospitales. Parte 1
::
Prevención de la exposición a glutaraldehído en hospitales. Parte2
::
Profilaxis antitetánica
::
Radón en ambientes interiores
::
Riesgos higiénicos por isocianatos
::
Toxicología de compuestos de pirólisis y combustión. Parte 1
::
Toxicología de compuestos de pirólisis y combustión. Parte 2


 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar