• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
¿Qué tipos de generación de energía deben privilegiarse en la redefinición de la matriz energética argentina?
Nuclear
Hidroeléctrica
Solar
Eólica
No se necesita redefinición

 


Fecha de Publicación: 26/12/2005
Toxicología - Informes

Toxicología de compuestos de pirólisis y combustión. Parte 2


 

Redactor:

Domenec Turuguet Mayol
Licenciado en Ciencias Químicas

CENTRO NACIONAL DE FORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN - BARCELONA

 

Óxidos de nitrógeno (NO y NO2)

Estos óxidos se producen por la combustión de compuestos nitrogenados y a efectos de toxicidad se considera sólo el NO2 (tabla):

En el tratamiento de las intoxicaciones producidas por óxidos de nitrógeno habrá que distinguir entre la intoxicación inicial, antes de haberse presentado el edema pulmonar (profilaxis del edema) o bien cuando ya se ha presentado el edema.

Intoxicación inicial, después de las operaciones iniciales de retirar la víctima de la zona contaminada y trasladarla a una habitación tranquila, fresca y bien ventilada:

  • Reposo absoluto, aún en casos aparentemente leves. El incremento del pulso y de la velocidad respiratoria indican la posibilidad de edema pulmonar, por lo cual resulta conveniente el inicio de una terapia profiláctica.
  • El paciente ha de abrigarse (permanecer caliente), pero no se le ha de suministrar fluido alguno.
  • Administrar por vía intravenosa 20 ml. de disolución al 20% de gluconato cálcico como medida preventiva, la cual se repetirá, en casos graves, cada 1 ó 2 horas.
  • Profilaxis inicial con prednisona (de importancia capital en todos los venenos pulmonares): inyección intravenosa inmediata de 150 a 250 mg. de ftalato de prednisona (p. ej.: "Ultracorten - H" de Ciba-Geigy) de acción rápida o de acetato de prednisona (p. ej.: "Soludacortin", de Boehringer o "Meticorteton", de Scheniger). Se puede así evitar el edema pulmonar.

Cuando se halla establecido ya el edema, el tratamiento consiste en:

  • Elevar la parte superior del cuerpo del paciente.
  • Hacerle respirar contra presión. Para contrarrestar el edema hay que aumentar la presión intratorácica, p. ej.: espiración con los labios presionando conjuntamente contra la boquilla de un cigarrillo o contra la resistencia de un espirómetro.
  • Aspiración de secreciones.
  • Administración de oxígeno. Esta medida es de gran importancia. La administración puede ser nasal o mediante cualquiera de los sistemas comúnmente usados. En la práctica, los cilindros de oxígeno pequeño, de fácil transporte, son de gran valor. Puede administrarse hasta 80% de oxígeno a una velocidad no superior a 6 l/min. No debe omitirse la aspiración del fluido del edema y la administración de oxígeno ha de continuarse hasta conseguir la desaparición de la cianosis.

Si el edema pulmonar se halla asociado con asma bronquial, resulta indicada una combinación de oxígeno con helio (1:4), pues el helio produce una disminución pronunciada de la resistencia pulmonar y no es tóxico.

  • Administrar por vía intravenosa 60 ml. de disolución hipertérmica de glucosa al 60%.
  • Venesección sin sangría, mediante la cual se puede conseguir una mejora significativa. Consiste la medida en colocar los manguitos de un aparato de medición de la tensión sanguínea en la parte superior de los brazos del paciente, tan alto como sea posible. Así, por estasis venosa, pero sin isquemia total, se consigue que una considerable cantidad de sangre sea sustraída a la circulación. El efecto puede mejorarse por aplicación de los manguitos a las extremidades inferiores. De este modo, se puede sustraer a la circulación central de 600 a 700 ml. de sangre.
  • Venesección de 300 a 400 ml. Ejerce un efecto excelente en la mayor parte de los casos, pero no resulta necesaria si las medidas anteriores han sido suficientes. La eliminación de 250 ml. de sangre, produce una disminución de la presión pulmonar de 50 mm. Ha de tenerse cuidado en el caso de esclerosis cerebral grave, en cuyo caso una excesiva venesección ha de evitarse, debido al riesgo de encefalomalacia.
  • Reducción de la formación de espuma. Experimentalmente se han obtenido resultados excelentes con metilpolisiloxano (preparaciones "XIEC 151", de Dow Corning Corp.) en diluciones de 1:10 con agua, como aerosol.
  • Las diluciones alcohólicas (30 a 40) tienen una acción inferior.

Dióxido de azufre (SO2)

Producido por pirólisis y combustión de compuestos sulfurados. Los efectos sobre los seres humanos se indican en la tabla:

El compuesto es muy irritante para la piel y ojos. El tratamiento adecuado de la intoxicación incluye:

  • a) Si el paciente se halla consciente:
  • Sacarlo del área peligrosa.
  • Desabrochar cuello y cinturón.
  • Administrar oxígeno.

b) Si el paciente se halla inconsciente:

  • Colocarlo en posición supina y ver si respira.
  • Si la respiración se ha detenido, aplicar respiración artificial por el método del boca-boca.
  • Avisar en todo caso al médico, indicándole el gas responsable de la intoxicación y los síntomas que presenta el paciente.

Ácido sulfhídrico (H2S)

Producido en la pirólisis de compuestos sulfurados con deficiencia de oxígeno.
Los efectos fisiológicos para distintas concentraciones se resumen en la tabla:

Los primeros auxilios correspondientes a la intoxicación por ácido sulfhídrico corresponden exactamente a los mencionados en el caso del ácido clorhídrico.

Ácido fluorhídrico (HF)

Sólo se producirá en el caso de combustión o pirólisis de compuestos fluorados.

Los efectos fisiológicos según su concentración en el aire se indican en la tabla:

Para el tratamiento de la intoxicación por ácido fluorhídrico son válidas las recomendaciones indicadas por el ácido clorhídrico.

Fosgeno (COCl2)

Se forma en la descomposición térmica de los hidrocarburos clorados o sus polímeros en un medio rico en oxígeno.

Los efectos fisiológicos a distintas concentraciones en aire se indican en la tabla:

 

Acroleína (H2C = CH - CHO)

Se forma en la pirólisis de la madera. Sus efectos fisiológicos se indican en la tabla:

Tratamiento y primeros auxilios, en caso de intoxicación según recomendaciones del ácido clorhídrico.

 
Bibliografía
 

(1) AMERICAN CONFERENCE GOVERNMENTAL INDUSTRIAL HYGIENISTS
TLVs Threshold Limit Values for Chemical Substances in Workroom Air adopted by ACGIH for 1.981
Cincinnati, Am. Conf Gov. Ind. Hyg. 1981

(2) AMY, L.
L'incendie
París, Dunod, 1.972

(3) BESTRATÉN BELLOVÍ, M. y UNZETA LÓPEZ, M.
Comportamiento de los plásticos ante el fuego
En: Técnicas de prevención en la industria de transformación de plásticos.
Barcelona, C.I.A.T. 1.980, 145-233.

(4) LEFEVRE, M. J.
Manual de primeros auxilios de urgencia
Barcelona, Edit. Científico-Médica, 1.977

(5) MUIR, G. D.
Hazards in the chemical laboratory (2a ed.)
London, The Chemical Society, 1.977

(6) NIOSH / OSHA
Pocket guide to chemical hazards
Washington, U.S. Dep. Health Educ. WeIf, 1.978

(7) TURUGUET MAYOL, D.
Toxicología de las atmósferas producidas durante los incendios
Comunicación presentada en el I Simposio sobre "Protección contra el Fuego", organizado por la Cátedra de Diseño y Acabado de Tejidos, de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Terrada, durante los días 9 a 11 de febrero de 1.982, en Terrassa.

 
 

 



Otras entregas de este suplemento:
 
  Toxicología - Informes
::
Adhesivos sintéticos: riesgo higiénico de resinas y otros componentes
::
Agentes cáusticos - 1º Parte
::
Agentes cáusticos - 2º Parte
::
Aminas aromaticas y sus derivados
::
Cancerígenos químicos
::
Criterios para la vigilancia de los trabajadores expuestos a los derivados halogenados de los hidrocarburos alifáticos
::
Criterios para la vigilancia de los trabajadores expuestos a los derivados halogenados de los hidrocarburos aromáticos
::
El dióxido de carbono en la evaluación de la calidad del aire interior
::
El radón y sus efectos sobre la salud
::
Eteres en general
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte I
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte II
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte III
::
Metales-Parte I
::
Pesticidas: clasificación y riesgos principales
::
Pesticidas: Medidas de seguridad - 2º Parte
::
Pesticidas: Practicas de seguridad para cuando se trabaja con quimicos agricolas
::
Pesticidas: Riesgos e identifiación de los pesticidas - 1º Parte
::
Plaguicidas organofosforados 1º Parte
::
Plaguicidas organofosforados 2º Parte
::
Plomo- Parte I
::
Plomo- Parte II
::
Plomo- Parte III
::
Prevención de la exposición a glutaraldehído en hospitales. Parte 1
::
Prevención de la exposición a glutaraldehído en hospitales. Parte2
::
Profilaxis antitetánica
::
Radón en ambientes interiores
::
Riesgos higiénicos por isocianatos
::
Toxicología de compuestos de pirólisis y combustión. Parte 1


 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar