• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
¿Qué tipos de generación de energía deben privilegiarse en la redefinición de la matriz energética argentina?
Nuclear
Hidroeléctrica
Solar
Eólica
No se necesita redefinición

 


Fecha de Publicación: 19/12/2005
Toxicología - Informes

Toxicología de compuestos de pirólisis y combustión. Parte 1


 

Redactor:

Domenec Turuguet Mayol
Licenciado en Ciencias Químicas

CENTRO NACIONAL DE FORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN - BARCELONA

 

Objetivos
 

Estudio de la toxicología de los compuestos químicos que se producen más frecuentemente durante un incendio, con indicación de los primeros auxilios apropiados en cada caso.

 
Compuestos de pirólisis y combustión
 

Cuando se produce la pirólisis y combustión de materiales durante un incendio, el efecto primario sobre las personas será la hipoxia o falta de oxígeno, al cual habrá de sumarse la toxicidad de los compuestos formados.

En esta nota, además de considerarse la hipoxia, se tratará de los siguientes compuestos: dióxido de carbono (C02), monóxido de carbono (CO), ácido cianhídrico (HCN), ácido clorhídrico (HCI), óxidos de nitrógeno (NO, NO2), dióxido de azufre (SO2), ácido sulfhídrico (H2S), ácido fluorhídrico (HF), fosgeno (COCl2) y acroleína (H2C = CH - CHO).

 
Toxicología y primeros auxilios
 

Se indica para cada uno de los compuestos referenciados el TLV, el nivel IPVS ("Inmediato Peligro para la Vida y la Salud") o concentración máxima bajo la cual una persona puede escapar dentro de un período máximo de 30 minutos sin que los daños producidos impidan el escape o efectos irreversibles para la salud, así como otras concentraciones que producen determinados efectos. Los porcentajes de O2 que aparecen en tablas se entienden en volumen.

También se comenta en cada caso los primeros auxilios o tratamientos adecuados.

Hipoxia

Los efectos fisiológicos producidos por cantidades decrecientes de oxígeno sobre los seres humanos aparecen en la tabla:

Cualquier caso de hipoxia necesita de respiración artificial, boca a boca y masaje cardíaco, o mejor, la combinación de los 3 métodos.


Dióxido de carbono (hipoxia hipercarbónica)

El CO2 es un compuesto omnipresente en cualquier proceso de pirólisis y combustión y su presencia, además de reducir el contenido de O2, puede dar determinada sintomatología propia.


La intoxicación del sistema nervioso central por CO2 es siempre un fenómeno reversible.
Los primeros auxilios se limitarán en los casos graves a la respiración artificial y masaje cardíaco.

Monóxido de carbono (CO)

Es el principal causante de las intoxicaciones y muertes producidas durante los incendios.


Los primeros auxilios y tratamiento de la intoxicación por CO obedece a la siguiente pauta:

a) La víctima está consciente y respira

  • Sacarla del área contaminada.
  • Trasladarla a una habitación tranquila, fresca y bien ventilada.
  • Si el rostro está rojo, acostar a la víctima con el cuerpo elevado, pero si el rostro está pálido acostarla boca arriba, la cabeza vuelta a un lado y las piernas elevadas.
  • Desabrocharle el cuello y el cinturón.
  • Taparla con una manta.
  • Hablarle con palabras reconfortantes.
  • Llamar al médico, señalándole el producto inhalado y el estado de la víctima.

b) La víctima está consciente pero respira con dificultad o está inconsciente pero respira

  • Llamar al médico, indicándole el producto inhalado y el estado de la víctima.
  • Acostar la víctima con el cuerpo ligeramente elevado.
  • Desabrocharle cuello y cinturón.
  • Taparla con una manta.
  • Hacerle inhalar oxígeno bajo presión, hasta la llegada del médico.

c) La víctima no respira

  • Actuar rápidamente como en la situación anterior, pero comenzar lo antes posible la respiración artificial o la reanimación por el boca a boca.
  • En cuanto sea posible, administrar oxígeno bajo presión con un aparato adecuado.
  • Continuar la maniobra hasta la llegada del médico o bien hasta que la víctima vuelva a respirar.
  • En cuanto vuelva a respirar, continuar la inhalación de oxígeno bajo presión hasta la llegada del médico.

Ácido cianhídrico (HCN)

Así como los compuestos anteriores se producen siempre en la combustión y pirólisis de compuestos que contienen carbono, el HCN sólo puede liberarse en compuestos que además de carbono contengan nitrógeno.

Los primeros auxilios recomendados en la intoxicación por HCN son:

a) Si la víctima está consciente

  • Apartarla rápidamente de la atmósfera tóxica.
  • Trasladarla a una habitación tranquila, fresca y ventilada.
  • Acostarla boca arriba.
  • Reconfortarla, calmarla.
  • Desabrocharle el cuello y el cinturón.
  • Taparla con una manta.
  • Vigilarla con el fin de que no se lesione durante las convulsiones.
  • Eventualmente mantener la cabeza hacia atrás para facilitar la respiración.

b) Si la víctima está inconsciente pero aún respira

  • Además de las operaciones recomendadas en la siuación anterior:
  • Romper con un pañuelo una ampolla de nitrito de amilo (0,2 ml) y hacer respirar los vapores al paciente durante 3 minutos.
  • Repetir esta operación cada 5 minutos (máximo de 3 ampollas).
  • Cuando sea posible, administrar oxígeno bajo presión con un aparato adecuado, si es necesario, hasta la llegada del médico.

c) Si la víctima ya no respira

  • Además de las operaciones descritas en la primera situación, pero efectuadas muy rápidamente:
  • Empezar lo antes posible la respiración artificial (nunca el boca a boca).
  • En cuanto sea posible, administrar oxígeno bajo presión, con un aparato adecuado.
  • Continuar la administración de oxígeno hasta la llegada del médico o bien hasta que la víctima vuelva a respirar.
  • En cuanto vuelva la respiración, quitar la máscara.
  • Romper una ampolla de nitrito de amilo (0,2 ml) en un pañuelo y hacer respirar los vapores a la víctima durante 3 minutos.
  • Repetir la operación anterior cada 5 minutos (3 ampollas como máximo).
  • Volver a administrar oxígeno hasta la llegada del médico.

Ácido clorhídrico (HCI)

Por pirólisis de compuestos clorados puede producirse ácido clorhídrico, cuyos efectos de exposición sobre las personas se resumen en la Tabla:

Primeros auxilios en caso de intoxicación:

a) Si la víctima esta consciente y no tose

  • Se mantendrá la víctima bajo vigilancia médica durante 2 días, por lo menos, en caso de riesgo de edema pulmonar o de infección microbiana.
  • Sacarla de la atmósfera tóxica.
  • Trasladarla a una habitación tranquila, fresca y ventilada.
  • Acostarla con el cuerpo elevado.
  • Desabrocharle cuello y cinturón.
  • Taparla con una manta.
  • Hablarle para confortarla.

b) Si la víctima tose mucho

Además de las operaciones recomendadas en la situación anterior:

  • Hacerle respirar un algodón impregnado con un poco de alcohol o algunas gotas de éter.
  • Hacerle inhalar oxígeno bajo presión.

c) Si la víctima está inconsciente pero respira

  • Además de las operaciones recomendadas en la primera situación, hacerle inhalar oxígeno bajo presión hasta la llegada del médico.

d) Si la víctima no respira

  • Sacarla lo antes posible de la zona contaminada.
  • Rápidamente:
    • Extenderla sobre una manta.
    • Desabrochar cuello y cinturón.
    • Empezar la respiración artificial (método Holger-Nielsen) de una manera muy delicada para evitar la lesión de los pulmones.
  • Administrar, lo antes posible, oxígeno bajo presión con un aparato adecuado.
  • Continuar la maniobra hasta la llegada del médico o hasta que la víctima vuelva a respirar.
  • En cuanto el paciente vuelva a respirar, extenderle con el cuerpo elevado y continuar la administración de oxígeno.

Se mantendrá la víctima bajo vigilancia médica durante 2 días, po r lo menos, en caso de riesgo de edema pulmonar o de infección microbiana.

 

 



Otras entregas de este suplemento:
 
  Toxicología - Informes
::
Adhesivos sintéticos: riesgo higiénico de resinas y otros componentes
::
Agentes cáusticos - 1º Parte
::
Agentes cáusticos - 2º Parte
::
Aminas aromaticas y sus derivados
::
Cancerígenos químicos
::
Criterios para la vigilancia de los trabajadores expuestos a los derivados halogenados de los hidrocarburos alifáticos
::
Criterios para la vigilancia de los trabajadores expuestos a los derivados halogenados de los hidrocarburos aromáticos
::
El dióxido de carbono en la evaluación de la calidad del aire interior
::
El radón y sus efectos sobre la salud
::
Eteres en general
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte I
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte II
::
Intoxicaciones de origen laboral- Parte III
::
Metales-Parte I
::
Pesticidas: clasificación y riesgos principales
::
Pesticidas: Medidas de seguridad - 2º Parte
::
Pesticidas: Practicas de seguridad para cuando se trabaja con quimicos agricolas
::
Pesticidas: Riesgos e identifiación de los pesticidas - 1º Parte
::
Plaguicidas organofosforados 1º Parte
::
Plaguicidas organofosforados 2º Parte
::
Plomo- Parte I
::
Plomo- Parte II
::
Plomo- Parte III
::
Prevención de la exposición a glutaraldehído en hospitales. Parte 1
::
Prevención de la exposición a glutaraldehído en hospitales. Parte2
::
Profilaxis antitetánica
::
Radón en ambientes interiores
::
Riesgos higiénicos por isocianatos
::
Toxicología de compuestos de pirólisis y combustión. Parte 2


 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar